Las apariencias engañan

martes, 28 de febrero de 2012

Sobre este tema podría hablar largo y tendido... pero en este caso no voy a hablar de las apariencias por la vestimenta o la belleza, sino de las personas que aparentan ser algo que no son.
A lo largo de mi vida he tenido problemas por eso, la gente se pensaba que era de una forma y ni intentaban conocerme... se metían conmigo o directamente me ignoraban. Pero en este post no voy a hablar de mi, voy a hablar de los demás.

Nunca he entendido el porqué las personas se crean una personalidad diferente a la suya propia. Almenos en mi cabeza no cabe esa opción. Siempre he pensado que soy rara y cada día que pasa lo pienso más. Pero sinceramente, me alegro de ser rara... debo ser del % de raza humana que todavía queda decente.
¿Que motivos tienen para ser quién no son? El primero que se me viene a la cabeza es el de aparentar ser una buena persona, que todo te parece bien y todo es color de rosa... pero realmente ser una persona falsa, manipuladora y malvada. Se deben creer superiores al hacer daño a los demás, deben ser más felices, deben tener una vida aburrida y ya no saben que hacer... En serio que no lo entiendo.

No se a los demás... pero a mi esta clase de personas (por llamarlas de algún modo) me dan absoluto asco. Me da vergüenza ajena compartir la misma raza que ellos. Como dije ya en el post de San Valentín, un lema básico que debe tener cualquiera es "No le hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti".
De todos los que me han jodido a lo largo de mi vida, dudo mucho que les hubiera gustado que les hubieran hecho a ellos lo mismo. Se que no soy tampoco una gran persona, pero que haya sido puteada tantas veces sin haber cometido actos malvados solo puede significar una cosa: envidia. Recuerdo una vez en el colegio, que me contaron que un chico dos años menor que yo me iba detrás. Lo primero que hice fue flipar en colores, que a alguien le gustara y que encima fuera un chico guapo y popular. Un día en el patio, una chica de su clase me puso el pie para que me cayera cuando pasé por delante suyo. Menos mal que no me fui de morros al suelo, pero me giré y la miré con mala cara, pensando pero que hace la tía esta. Al rato me di cuenta de porque lo había hecho.

La mayoría de veces, las personas que más daño te hacen, son las que tienes más cerca y más aprecio tienes... y eso incluye a la familia. Está claro que ni la misma sangre se salva de la maldad. A veces lo hacen sin querer, en plan protectores, pero eso no significa que no te hagan el mismo daño que si lo hicieran queriendo. Yael, de Acapulco70, enfoca un poco esto en su post ¿Sientes angustia? Mata a tus padres en el cual menciona que la sociedad no reconoce a la mujer como mala madre.. y es absolutamente verdad. A mi me han recriminado muchas veces el porqué no llamaba a mi madre alguna vez, para saber como estaba, después de irme de mi casa... que a pesar de lo que me había hecho, era mi madre y que madre solo hay una. Evidentemente solo una única mujer puede darte a luz, puede haberte cuidado.... pero esas dos cosas no implican que sea una buena madre y que solo por eso, debas dedicarte siempre a ella.
A raíz de eso, está el hecho de que los hijos tienen la culpa de lo que ocurre, da igual lo que sea. Aunque tu descendiente quizás tenga la razón y/o no sea responsable de algo, se le culpabilizará a él. Vivir esas situaciones produce una frustración muy grande.

0 comentarios :

Muchas gracias por pasarte a leer y comentar ^.^

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...