Todo por el césped

sábado, 6 de octubre de 2012
Fuente imagen
En la mayoría de sitios donde hay jardines, en el césped hay unos carteles muy majos que pone: prohibido pisar, perros y jugar/bicicletas. En algún momento de la vida todos hemos pisado, si hay alguien que no que me lo diga que le haremos un monumento ^^ El problema viene cuando ciertas personas se lo toman como algo personal y llega la venganza. 


No iba a escribir nada hoy porque no se me ocurría nada, pero en el tercer paseo del día de la perra nos pasó una cosa que me hirvió la sangre y quería desahogarme. 

Normalmente vamos hasta el río a pasearla, pero algún día en el último paseo no hemos llegado hasta abajo y nos hemos quedado en un pequeño jardín que hay antes. Por cuestión de inmediatez y porque nuestra perra es bastante asustadiza por la noche y en el río a oscuras, ve sombras por todas partes y se acojona (lo gracioso es que no siempre). 

Bueno hasta ahí bien. En el río de noche, pues como no veo nada, no puedo recoger sus excrementos. En otros momentos y sitios, cuando si se ve, los recojo siempre. Entonces entenderéis, que cuando vamos al jardín y la perra deposita yo voy detrás suyo a modo acosadora a recoger sus cositas. Además que llevo la bolsa ya en la mano preparada, vamos que la gente que me pueda estar viendo sabe que voy a recogerla.

¿Estáis ya en situación no? Pues ahora viene lo bueno: al lado del jardín que cuento, hay un bar. Podéis pensar: ¿Y eso que tiene que ver? Pues mucho, porque casualmente ponen parte de las mesas y sillas en el césped del jardín. Como podéis imaginar, esa zona acaba siendo solo tierra. He perdido la cuenta de las veces que he visto eso delimitado por plástico para replantar esa zona.

Pues esta noche, por segunda vez en no muchos días de diferencia, al rato de dar vueltas por ese jardín los señores del bar nos han encendido los aspersores unos segundos a modo de aviso para que nos fuéramos. 
El primer día salimos corriendo pitando y al ir hasta la plaza siguiente, nos dimos cuenta que al momento los habían parado de nuevo. No sabíamos de donde los habían podido encender, pero teníamos las sospechas.

Hoy, escuchamos los aspersores y salimos algo más despacio pero yo pegué un salto para fuera porque según como están puestos, paso de que me de el chorro en todo la cara. Justamente escuché que se encendían, miré directa hacia el bar y me encontré con una trabajadora/dueña o lo que sea en la puerta mirándonos. Ahí ya me cagué en todo. Volvimos de nuevo al césped, pero sin pisar nosotros, solo la perra, que la señora no le apetecía hacer sus necesidades ahí (tuvimos que bajar luego hasta el río).

Os podéis imaginar el cabreo que llevábamos encima. Es evidente que hacemos mal, pisando el césped y llevando la perra ahí, pero almenos recogemos los excrementos y no estropeamos el césped apenas.
Es un sitio público, así que en realidad no deberían poder poner eso ahí. No sé que trapicheos debe haber, pero vamos...

Ellos pueden hacer uso del césped y encima luego obligar a replantarlo (que no sé si lo pagan ellos o no, pero bueno me da igual). Cuando son fiestas, los niños pueden pasarse la tarde en ese mismo sitio tirando petardos. Los más mayores pueden estar ahí sentados de botellón ensuciando todo. Y un largo etcétera de gente que pasa por ese césped y que no creo que les enciendan el aspersor para echarlos.

Porque la perra no hace sus cositas en la calle, que sino le iba a dejar un regalo en la puerta. No me gustan los problemas, pero cuando llega un punto que la gente hace lo que le da la real gana y llegas tu haciendo una mínima cosa y te hacen eso... es o no para cabrearse.

Menos mal que queda poco tiempo de pasear la perra por este pueblo, ya que este mes nos mudamos a una ciudad que mi marido encontró trabajo. Me daba pena irme por la tranquilidad que hay aquí, pero estos detalles hacen que quieras irte ya. Realmente no es tan tranquilo como yo quiero creer, así que espero con ganas llegar a la gran ciudad y almenos, aprovechar lo que no hay en este agujero.

Siento escribir la entrada de esta forma, que yo no soy así... pero es que llega un punto que la paciencia se agota. 

6 comentarios :

  1. PUes no sé qué decirte. Desde luego entiendo la posición de los del bar, que nol es guste que un animal haga sus necesidades en un sitio donde ellos ponen terraza. Que habría que ver como está eso. Pero también entiendo que si tú recoges lo que tu perra deja, no se te puede pedir más. Vamos, no sé.

    En cualquier caso, lo que no entiendo es, si tanto les molesta, por qué no van y te dicen: Oye, mira, pasa esto. Lo de encender los aspersores es tela marinera. ¬¬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero tía xD Es un jardín público! hay carteles de no pisar... el no pisar es para todos. No deberían tener las mesas ahí en el césped, que tienen acera! Además que es justo enfrente, en el otro lado... el jardín está ahí en medio apartado por así decirlo.
      Además que paseamos siempre alejados de la zona donde ponen las mesas.
      Encuentro bastante peor los casos que nombré arriba de niños y jóvenes que no que un perro esté ahí.
      La gente es muy cobarde, no te van a venir a decirte nada. Si vinieran amablemente a decirlo, te aseguro que me jodo y no entro más ahí. Pero no, así lo único que consiguen es el efecto contrario.

      Eliminar
    2. Además, que las dos veces fue de noche y tarde. No había nadie en el bar, ni en el césped ni en las otras mesas de su acera. Molestar no molestábamos... solo tenían ganas de joder un rato.

      Eliminar
    3. Pero... Si es un jardín público, ¿cómo es que manejan ellos los aspersores? Todo muy raro ¬¬. Desde luego, si hay carteles de no pisar ,no es el mejor sitio para poner terraza XD Pero si lo hace supongo que tendrá algún permiso del Ayuntamiento o algo, no sé :S

      En definitiva, que si van y te dicen: oye, pasa esto. Tú les podrías decir eso que me has dicho a mí, que pasáis apartados y que recogéis todo y tal. Hablando se entiende la gente. Aunque la gente que no quiere hablar tampoco tiene mucho interés en entenderse. Bleh.

      Eliminar
  2. dónde yo vivo pasa continuamente... en fin... pasando de gentucilla! esq en este mundo nunca dejas de alucinar!!! oye me ha sorprendido para genial este blog... ;=)
    besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, siempre hay mala gente T_T
      Muchas gracias!♥♥

      Eliminar

Muchas gracias por pasarte a leer y comentar ^.^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...