DIY: marcapáginas molones

domingo, 24 de marzo de 2013

Ya llevaba unos días pensando en hacerme un marcapáginas porque lo que usaba hasta ahora era un papel de propaganda de viajes del banco. Eso no es nada bonito ni divertido, así que mis manitas tenían que ponerse a trabajar. Al final no acabé haciendo uno, sino dos! 

Todo empezó por pensar en darle un uso a mis esmaltes queridos de Kiko. Serán todo lo buenos que queráis, pero los que yo tengo concretamente van fatal para las uñas. Siento ser pesada, pero me sentí estafada y oye... ya que pagué un dinero les quiero sacar partido. 

Una amiga virtual me comentó el uso que le daba ella a los esmaltes y me gustó la idea, así que yo le di un giro más aún y los he usado para decorar los marcapáginas. Evidentemente tenían que ser de plástico, pero no encontré por casa ninguno que me pudiera servir.

Me acordé que tenía papel fotográfico y como es así como plastificado, pensé que me iba a servir igual. Yo me lancé a la aventura y la cosa funcionó muy bien. Tanto, que ya tengo más ideas para hacer miles y miles de marcapáginas. ¡Cuidado! ¡Qué me monto una tienda y todo!


Sí, eso... a lo que íbamos. Os voy a enseñar como lo he hecho yo:

Este papel fotográfico lo compré en una tienda de vente duros hace tiempo. Seguramente, como quedan pocas, en un chino mismo lo podéis encontrar que no vale mucho. 

Pensamos el diseño y hacemos una tira larga con una regla. Arriba hacemos la cabeza del diseño elegido. Esto en el caso que queráis hacerlos con cabeza claro. Si os gustan más solo con la tira o con un enganche, eso al gusto de cada uno. 
A continuación repasamos con el rotulador negro y recortamos la forma. 

Nos vamos a la caja de esmaltes y elegimos los colores que queremos ponerles (ojo que tienen polvo y todo los botes). Son el 360, el 364, el 340 y el 300 (de izquierda a derecha).

Les di la capa de esmalte a la parte larga y los dejé secar en la galería, que el marido se me quejaba del colocón. Al rato fui a por ellos y con el rotulador hice los detalles de la cabeza. Jack no necesitaba nada más, pero al panda vampiro le faltaba un azul en los ojos y la sangre en la boca (con los otros dos esmaltes lo hice claro).

¡Y ya está! Sencillo, rápido y una forma de darles más uso a los esmaltes.

Hice un mini vídeo para enseñar los brillos y la textura. Están las fotos de la entrada también, pero es que el vídeo dura 50 segundos en total. Lo que dura un suspiro largo vamos. 



Lo gracioso es que mi idea era hacer un marcapáginas con enganche, para sujetarse bien a la página. Haré de esa forma y también de otros estilos. Para no ir ensanchando esta entrada y que se puedan ver enseguida, los iré subiendo a la página de Facebook

¿Qué os parece la idea? ¿Os animáis a haceros uno? Yo como siempre os traigo unas ideas muy locas.


8 comentarios :

  1. Es una forma guay de usar los esmaltes que no te salgan buenos,sí :D Yo lo probaré! porque me pasa igual, tengo marcapaginas por todos los libros perdidos menos en el que estoy leyendo en el momento, y todos suelen ser papelajos :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que tu lo harías :D
      Pues ya enseñarás ♥

      Eliminar
  2. ~** Woow te quedaron increíbles !!
    Me gustaron mucho y la idea super original
    Saluditos. Kisses♥

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la idea, ya te lo dije ayer :D y yo si me animaré a hacer alguno ^^ como esta semana seguro que voy a los chinos (el martes mi madre tiene dentista) me pillaré un paquetito de hojas de foto O/ así que ya te iré contando como me salen. A mi me encantannnnn

    Sobretodo me enamore del panda *.*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wiiii :D ya me los enseñarás ^^
      Es mi panda vampiro ♥ Tengo ya muchas ideas por hacer jajajaja voy a tener más marcapáginas que libros a este paso XD

      Eliminar
  4. Que chulos te han quedado!!

    Besitos!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte a leer y comentar ^.^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...