Paleo ¿y eso qué es?

viernes, 8 de marzo de 2013
Fuente
Raro que en todo este tiempo no hiciera una entrada referente a este tema. Pero bueno ahora sí que ya tengo que hacerla, para explicar también otra cosa. No me matéis, que soy muy joven :)

Los que lleváis tiempo leyendo el blog o ya me conocéis, sabéis que no consumimos en casa productos con gluten. Las comidas procesadas y los azúcares prácticamente ya no existen en casa. La nevera está llena de verduras, huevos y algunas frutas. No hace mucho que compré aceite de coco para cocinar.

Poco a poco la alimentación  ha ido mejorando bastante y eso se nota en el cuerpo. Todo esto empezó hace un año justamente, que nos empezamos a dar cuenta de la verdadera importancia del daño que nos hacía lo que solíamos comer.

Además de eso, dimos el salto al vegetarianismo. Al poco tiempo una chica me pasó una información por privado, al verme metida en el tema de la alimentación y que me empezaba a preocupar por ello. Esa información era sobre la dieta paleolítica.

Siendo vegetariana que te digan que hay una dieta genial que consiste en comer carne a tope, fue un poco extraño pero no me lo tomé a mal para nada. Seleccioné las partes que me interesaban, que algunas ya sabía pero otras no. Ahí me enteré lo que hacía el gluten al cuerpo y que muchas de mis dolencias se podían mejorar con la alimentación.

Al principio te lo tomas un poco a cachondeo. Estás tan acostumbrado a comer algo, que te cuesta creer que sea tan malo. En el caso del gluten lo reducimos pero no lo quitamos del todo, estaba en todas partes. Hasta que mi marido se puso fatal del sistema digestivo. Hicimos la prueba de quitar el gluten y mejoró un montón. Así que nada, parecía que se había vuelto intolerante. La excusa perfecta para dejar de una vez de consumirlo.

Crees que algo no te hace daño, hasta que dejas de consumirlo y al tiempo vuelves otra vez. Cuando volví a comer espaguetis, madre mía que hinchazón en la barriga y que dolor después de comer. Ahí se me encendió la bombilla: llevaba un montón de tiempo que después de comer me dolía el estómago y tenía que tumbarme en el sofá. Fue dejar el gluten y solucionado el problema.

La dieta paleolítica no es solo comer carne y dejar el gluten, va más allá. Os voy a dejar tres imágenes donde explican muy bien todo (están en inglés, pero luego os dejaré varios blogs en español por si queréis más información).

No hay porque seguirla al 100%. Nadie te obliga a ello y tampoco escribiendo esta entrada os estoy obligando a que la sigáis aunque sea un 10%. Yo os cuento mi historia :) 

Íbamos bien siendo una especie de algo-paleo-vegetarianos hasta que llegó un día, que la máquina no daba para más. Mi marido seguía con problemas digestivos. Había mejorado bastante comparado con meses atrás, pero le faltaba algo. 

Tenía una sensación de vacío y por fin se sinceró conmigo. Me dijo que su cuerpo le pedía carne. Yo al principio me mosqueé un poco, porque pensaba que me lo decía en plan de gula y que no aguantaba más, que no tenía fuerza de voluntad. 

Ese día acabó la cosa a cachondeo, pero no tardó a decírmelo otra vez. Yo ya había estado pensando y mi respuesta era clara: hazlo. Una prueba, a ver si la cosa mejoraba al comer grasa. Fue muy rápido y desde el primer momento por fin volvía a ir al baño normal. No voy a contar los detalles de como iba antes... pero os digo que os asustaríais. 

Ya se quedó como fijo y yo cocinaba de día una comida, pero a la noche dos. Era un poco extraño, pero al final me acostumbré. Mucho lío a la hora de las sartenes eso sí. Yo como me notaba bien, pues seguía igual. Pero no tardó demasiado la cosa. Comíamos unos platos gigantes con mucha diversidad de ingredientes y aún así al poco rato de comer, tenía hambre. Me sentía hueca, como si me hubiera comido un plato pequeño.

Debo decir que esa sensación tiempo atrás no la tenía, pero el cuerpo llegó un momento que dijo ya vale. Después de escuchar al cuerpo en otros aspectos, ahora no podía hacerme la sorda. Se me hizo muy raro y en parte me jodía bastante "sucumbir", pero si el cuerpo se quejaba no iba a dejarlo sufrir. 

Ahora seguimos comiendo bastante, pero si algún día comemos menos cantidad no pasa nada. Lo importante es la diversidad en el plato y si fallan algunos ingredientes o te pasas con la cantidad de otros, lo notas en seguida. 

Aún nos fallan cosas, como que seguimos comiendo pasta de maíz. No tan a menudo como antes, pero aún cae. Nos falta comer más pescado y tanto eso como la carne, que sean de mejor calidad. Nos falta a veces también meterle más verduras. 

Muchas habladurías de la dieta paleolítica hay pero porque no interesa. En el grupo donde estoy metida, a parte de ser grandes personas todos y que no te va a faltar ningún tipo de ayuda nunca, se descubren muchas cosas.

Muchos consumen carne ecológica, de animales criados al aire libre y alimentándose con pasto. Esto influye en la calidad de la carne y además es una forma de volver a los orígenes, de dejar de darle negocio a las granjas industriales donde maltratan a los animales. 

Con las verduras igual, a ser posible directas del huerto y con los mínimos químicos posibles. Alimentos de calidad, sin nada de ingredientes de más que lo único que hacen es enfermarnos. No se suele comprar en supermercado a no ser que sean cosas concretas. No es solo es un estilo de alimentación, es mucho más. 

No me quiero enrollar más, porque parece que os esté vendiendo la moto. Solo quería explicar esto porque hay mucha guerra en internet y en los medios sobre el tema. Con la entrada no busco polémica, así que os agradecería comentarios respetuosos. 

Sé que con esta decisión voy a defraudar a los conocidos vegetarianos. No es mi intención echar por tierra la decisión de ser vegetariano o vegano. Yo no la tomé por salud, sino por una opción más inclinándome por el bien de los animales. Puede parecer egoísta, pero me gusta sentirme bien físicamente y estar bien de salud.   Con esto no estoy diciendo que siendo vegetariano se esté enfermo, ni tampoco comiendo de todo. Cada uno elige qué comer y sabe porque toma esa decisión. 

Ahora también estoy empezando a hacer ejercicio, cosa que no hacía desde 1º de Bachillerato en Educación Física. No por adelgazar, ni quitar grasa, ni hacer músculo. Quiero estar fuerte. No quiero subir unas escaleras o una cuesta y acabar ahogada de que no puedo. Hay que moverse y volver a tener contacto con la naturaleza. 

Si tenéis una mínima curiosidad con alguna cosa, os dejo a continuación unos blogs que podéis visitar y seguir informándoos si os apetece:
Me gusta estar bien (donde empecé a informarme^^)
Esto no es comida (claro y conciso)
Eva muerde la manzana (se le coge cariño enseguida a esta chica)
Fitness Revolucionario (si te tira más el deporte, entra primero ahí)
Soy manada (enfocado a familias)
Escucha tu cuerpo (el título lo dice todo)

Hay muchas más pero creo que con esas para empezar a informarte tienes para rato. Que yo tampoco es que sea una experta, ni mucho menos!

Espero que no se me enfade mucha gente con esta entrada... aunque sé de algunos que se han alegrado con la noticia.

10 comentarios :

  1. A mi me parece bien que cada uno haga lo que el cuerpo le pide =)

    Entonces, vuelves a comer carne? O a no se vegetariana?

    ResponderEliminar
  2. Hola, Lansy:

    Creo que eres muy valiente en el cambio que has escogido para tu salud. Como sabes, yo también era vegetariana, en parte por educación (mi madre odiaba cocinar y tomaba comida basura, siendo la proteína animal la de hamburguesa, salchicha, embutido, que asocié con comida insalubre, no habiendo desarrollado paladar por la carne y el pescado) y en parte por ideología: sentir empatía hacia los animales y considerar que el consumo industrial era inmoral. Respeto la opción vital de cada uno, pero en ciertas actitudes veganas percibo fundamentalismo y desinformación: somos omnívoros, aminoácidos esenciales para nuestro cuerpo no se asimilan consumiendo únicamente vegetales, y a fin de cuentas, verduras, frutos y hortalizas son seres vivos, en definitiva, no es asesinato, es supervivencia, por no mencionar lo disruptivo de ser vegano: ¿También se renuncia a fármacos testados en animales como medida de experimentación y garantía de salud? ¿Cuántos humanos serán voluntarios remunerados que los sustituyan? ¿Renunciamos a la ciencia y a la tecnología, volviendo a la adversidad del medio ambiente salvaje? Personalmente apuesto por una ganadería sostenible, que me permita estar sana y disfrutar, generando empleo y explotando responsablemente los recursos naturales, entre ellos, los animales.
    Desde que adopté la paleodieta, renunciando a cereales refinados y lácteos en favor de pescado, carne y frutos secos, mi vida ha mejorado radicalmente: He superado una anemia crónica, mis menstruaciones duran dos días y tengo un flujo normal, mi pelo no se cae aún tiñéndolo, mis uñas están duras y brillantes aún pintándolas, he mejorado acné y eczemas, mi sueño se ha regularizado, he perdido grasa y he ganado músculo. No en vano, los humanos más lonjevos y sanos, los japoneses, basan su dieta en el pescado. No hago proselitismo porque no soy estricta, pero aconsejo a la gente que su activismo ecologista tome otros cauces más allá de adulterar su alimentación, o que por lo menos, no nos criminalicen por seguir nuestra biología. ¿Son los animales criaturas inmorales por depredarse?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola :)
      Pues o tengo muy mala memoria o creo que no sabía que fuiste vegetariana xDDDDDDDDD Pero por lo que dices de tu madre, en serio, no somos hermanas? jajaj
      Yo las uñas no hay forma de que se me pongan bien. También es lo que digo, apenas como pescado, seguramente tenga bastante que ver. Pero ya viene de genética, familia de uñas malas xD
      Pero vamos, lo último que has dicho estoy de acuerdo contigo. Cada uno a lo suyo sin despreciar a los demás, almenos por mi parte.

      Eliminar
  3. Me parece fenómeno el post ^^
    Yo también estoy en el grupo de paleo spain jej

    Yo también me siento mucho mejor desde que llevo este estilo de vida, e intento inculcarlo a los que me rodean si veo que les interesa, que suelen ser pocos.

    Algunos me dicen que estoy obsesionado con comer bien. Bien, yo digo que todos ellos (la mayoría de gente de hoy en día, ya sea por ignorancia o por el poder de las costumbres) están obsesionados con comer mal.

    Un saludo =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :D
      Ya por la foto y al decírmelo por allí ^^
      Es difícil, pero bueno tampoco se puede obligar a nadie. Yo es lo que digo, yo informo de los progresos y sí alguien se anima a probar adelante que aquí le puedo ayudar con las dudas.
      Buf yo es que después de tantos años comiendo tanta comida basura, ahora disfruto tanto comiendo. Por ejemplo, nunca pensé que me comería la verdura hervida solamente con sal y sin aplastar. Antes siempre tenía que ser aplastada, con mayonesa y con pan xD
      Cuando empiezas a ver los buenos resultados que da, la verdad es que da una alegría enorme. Yo incluso hasta estoy más feliz ♥

      Eliminar
  4. Al principio fui un poco reticente con algunas cosas, pero poco a poco fue a mejor, hasta el punto que me encuentro perfectamente.
    Supongo que nos iremos quitando el maíz (mi sustituto del trigo en mis intentos de masa de pizza xD) y la miel que tanto me gusta, bajar el ritmo.

    Ole por la entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Un poco? xD Por ti mismo no lo hubieras hecho cabrón jajajajaja
      Ya te acabo de decir, que el maíz si es ocasionalmente tampoco pasa nada. Y la miel al ser de la buena, con moderación está bien. Que de peso no hay que bajar más xDDDD
      ♥♥♥

      Eliminar
  5. Alca lina, la masa de pizza paleo que yo me hago es con berenjena. La pizza la hago con un queso Rana Padano, que está hecho con leche cruda(De lo poco útil en Mercadona) y que si bien no es paleo, sí es PRIMAL.

    Por cierto, sale riquísima, y mucho más cargada de nutrientes.

    Gerad.

    Holaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte a leer y comentar ^.^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...