¿Premiar o enseñar? Niños y no tan niños.

viernes, 1 de marzo de 2013
Con 4 años
Ayer presencié una escena muy típica entra madre e hijo, pero que no dejó de impactarme por eso. Fue un momento de reflexión. Casualmente estaba de por medio el azúcar, mi gran amigo, ese que cuando lo como me da un dolor de cabeza terrible. Pero me quiero centrar más en la otra parte, allá vamos:

Estaba yo en el BonÁrea cogiendo harina de almendra y coco rallado, cuando me giré al escuchar a un niño chillando/llorando. Tenía unos 2/3 años y le hice una media sonrisa para ver si el niño se calmaba, pero pasó de mí completamente. A continuación escuché a la madre: ¿Quieres una Coca-Cola? Y el niño contestó con una voz de haber llorado y de "ya era hora mamá": ¡Sí!

Yo me quedé a cuadros, por la rápida respuesta de la madre de ofrecerle lo que quería. Pensaba que sería una lata, pero no, era una botella de 2 litros de Coca-Cola Light además (como si eso fuera más sano). A mi de pequeña, pero bastante más mayor que este niño, me daban Pepsi sin cafeína. Aunque bueno, yo he visto a niños de 3 años tomar café con leche.

No sé si es que yo soy rara y tiquismiquis, pero no lo veo nada normal darle cafeína a un niño tan pequeño. No conozco el efecto real que causa en el cuerpo, pero un niño con toda la energía que tiene, no creo que sea muy recomendable.

Total que la cosa no terminó ahí. Con ellos iba la abuela también y al momento dice: "No te preocupes que la mama te dará una chuche ahora". Repitió varias veces eso, a modo de loro. Yo seguía flipando: el niño se porta horriblemente mal dentro de la tienda, porque encima iba sentado en el carro y le dan dulces para que se calle.

En la caja abre la bolsa de chucherías y le mete tres de ellas en la boca. Al niño ni lo escuché hablar más desde que dijo el sí a la Coca-Cola. En la compra había también dos botes de Nocilla, mini bricks de batido y no llegué a visualizar concretamente lo demás. Mi cara en ese punto era esta:

Desde que prácticamente ya no consumimos lo que yo defino como "porquerías", me he llegado a plantear como lo haría el día que tenga hijos. Espero y deseo que no sea igual que esta madre. Lo que claro, si el resto de la familia tiene ese tipo de comida como algo cotidiano, pues es normal que el niño también la tenga. 

Lo más fuerte del caso es lo que se llega a hacer para que el niño se porte bien. ¿Hasta qué punto hemos llegado? Antes de enseñar al niño lo que está bien y mal, antes de aguantar alguna rabieta para que no se salga con la suya, etc. preferimos comprarle algo para que se calle y nos deje en paz. Esto no solo pasa con la comida, sino también con todo lo demás. 

Ayer leía este PDF titulado ¡Mamá quiero un móvil nuevo! ¿Por qué todos los chicos y chicas son tan consumistas? Me parece bastante razonable y que deberíamos pararnos a pensar todos en él, ya seamos padres o no. Porque yo almenos sigo siendo bastante consumista, aunque bastante menos que antes. 

Lo de las huchas que os comentaba en la anterior entrada, es una genial idea para empezar a enseñarle a los niños. Además que se lo pasarán en grande haciéndose su propio bote-hucha y aprenderán el valor del dinero. Pero lo más importante es que lo vean en vosotros, los padres. De que sirve decirle a tu hijo que debe hacer o debe ser de una manera, si luego ve en vosotros todo lo contrario. 

En mi caso fue al contrario, con la experiencia vivida a lo largo de los años en mi familia, he aprendido lo que no hay que hacer. Pero claro, ya de bastante mayor. De niña hacía las cosas mal: no me lavaba los dientes, comía fatal, era muy insegura, no era cariñosa, etc. 

No sé si algún día seré madre o si será pronto o aún tardaré, lo que espero es poder enseñarle y a valerse por sí mismo. Dejar que se equivoque, que tropiece, que aprenda, que nos enseñe a nosotros, etc. Y sobretodo que sea feliz, eso lo más importante ♥


8 comentarios :

  1. Me guardo el pdf de la CEAPA para echarle un ojo. Pero creo que en materia de educación nuestra generación tiene que currárselo mucho a ver si conseguimos remontar... u.u' No por tenerlo todo un niño es más feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo vi que lo publicaron en la web sindinero.org y yo joder que casualidad xD
      Ya ves, suele ser al contrario. Contra más material tienen menos tienen de lo que realmente importa.

      Eliminar
  2. una de las cosas mas importantes para una buena educación, ya no es lo que coman (pueden comer, si les dejas tu claro, nocilla, pero sabiendo que no es la comida de cada día ni el plato principal) sino que reciban amor, y no amor de superprotección, de que no puedan valerse por si mismos porque los tienes entre nubes, me refiero a amor de verdad, sentirse queridos pero a base de esfuerzo también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy completamente la razón. Los padres suelen pecar mucho de eso, por eso puse lo del final.
      Lo de la comida en sí es más bien anecdótico, que tampoco soy tan radical, que yo también me doy caprichos en ese sentido xD
      Yo el poco amor que recibía era de superprotección y así soy, muy insegura. Es la parte mala de ser hija y nieta única, que se exceden en lo malo creyendo que te dan lo mejor.

      Eliminar
  3. Yo no puedo con los padres así. A mi mis padres siempre que he querido algo me han pedido algo a cambio, nunca me han dado nada para no escucharme. Y ahora siempre que veo a críos consentidos, como mi cuñado, el cual me dice "no t'etimo" es decir, no te quiero, porque no me dejo tomar el pelo, me da mucha rabia, porque los padres críen criaturas del infierno por tal de no tenerles que prestar atención. Es muy fuerte, espero no caer en el mismo error cuando sea madre.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos dos xDD Sí lo entendí :P que soy catalana también ^^
      Lo mejor es que gente que tiene tiempo de cuidar bien a sus hijos, hacen lo mismo xD Yo también espero no caer en el mismo error.

      Eliminar
  4. Educar a un niño es COMPLICADÍSIMO. Yo no sabría cómo hacerlo llegado el momento, pero "premiar" para callarlos no es la solución. Tampoco se si esa madre llevaba 4 horas oyendo quejidos... Pero bueno, que creo que es un trabajo muy muy complicado eso de educar. Qué pena que las generaciones que vienen están educadas por personas (me incluyo) que han tenido la vida medianamente fácil, porque no vamos a saber pasarles los valores que nuestros abuelos le pasaron a nuestros padres, en los que cada miga de pan valía oro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso seguro xD Hay muchos factores que intervienen y que pueden tirar por tierra lo que puedas hacer. Pero bueno hay que intentar hacerlo lo mejor que se pueda :)
      Bueno no te creas eh! Evidentemente no es la misma situación... pero hay familias que ahora mismo lo están pasando realmente mal en temas económicos. Si pones empeño yo creo que se puede hacer también.
      Ya veremos en unos años a ver que pasa xD

      Eliminar

Muchas gracias por pasarte a leer y comentar ^.^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...