Desodorante sano, barato y efectivo

sábado, 6 de abril de 2013
Ataque en la piscina 2010
Al fin encuentro algo que no me hace sentirme sucia y maloliente. ¿Por qué no lo habré probado antes? Igual que con el tema de los champús, durante toda mi vida he llegado a probar desodorantes de todas las marcas y tipos. Con todos he acabado oliendo mal, necesitaba ponerme colonia para contrarrestar y aún así.

Antes de que salte alguien diciéndome que es porque me ducho poco y que soy una marrana, ya os digo que no. Que incluso recién duchada, al poco rato olía mal de nuevo. Por no hablar de que sudo mucho y no es por hiperhidrosis. Es una tarea pendiente que tengo por descubrir. Tengo algunos indicios pero no una sentencia firme.

De desodorantes he usado años atrás de diversas marcas de supermercado. Una vez incluso llegué a comprarme uno de farmacia, que decía que echándote en las axilas en 3 días te servía para reducir el flujo de sudor. Sinceramente, no me servía ni para uno casi, mi axila seguía con su cascada (por no hablar del olor).

También aclaro que al principio no me depilaba a menudo las axilas, pero luego sí. No notaba tampoco excesiva diferencia, pero me notaba más ligera, por así decirlo.

El último desodorante de supermercado que usé fue el Axe Dry. Seguro que os acordaréis del anuncio que sacaron con ese producto: un hombre sacando literalmente un chorro cual manguera de su axila. Sí, usaba un desodorante de hombre. No olía en exceso como otras versiones y parecía que me paraba un poco el exceso de sudor, pero no hacía milagros ni mucho menos. Por no hablar del olor horrendo que acababa de la mezcla de mi olor corporal con el perfume del desodorante.

De ahí salté a la piedra de Alumbre. Aquí tengo una confusión: yo creo que cambiamos el desodorante por una cosa que leí de los antitranspirantes y mi marido dice que fue a raíz de que me encontré unos bultos en el pecho. Bueno, dejando de lado que fue antes... el cambio se iba a dar. No digo que salieran por los desodorantes, pero si puedo evitar ponerme algo que puede aumentarlos pues más vale prevenir. Que total me iba mal como desodorante.

La piedra de alumbre me fue algo mejor, pero no del todo. Acababa el día oliendo mal también. Al principio parecía que iba mejor pero realmente no hacía tampoco gran cosa.

Como yo soy muy curiosa con estas cosas, quise hacer la prueba del bicarbonato como desodorante. La había hecho con el pelo y aunque la primera vez no fue muy bien, a la siguiente prueba (actualmente) me ha ido estupendamente.

Simplemente puse bicarbonato sódico en una cuchara y lo remojé con algunas gotas de agua. Cogí un poco con el dedo y me froté las axilas. Me duché por la tarde. A la mañana siguiente me volví a poner bicarbonato y a la noche me olí la zona de las axilas (con ropa).

Wiiiiiiiiiiiiii
Mi cara fue total ya que no me lo podía creer. ¡La ropa olía a recién lavada! Y eso que estaba mojada de sudor, para que veáis lo que sudo aún haciendo frío. Le digo a mi marido: huele las axilas. Normalmente se lo decía para que alucinara de los olores extraños y fuertes que salían de mi cuerpo (sí, somos un poco masocas en ese sentido). Ya venía con cara de esperarse un olor fétido y tuvo que oler varias veces porque no se lo podía creer tampoco.

Entonces se olió él y casi se cae al suelo. Mi respuesta: ¿Lo probarás mañana verdad? :) Y sí, lo probó. Llego la noche y no olía mal. Así que el bote de bicarbonato está fijo en el baño ya. Lo voy a usar también para los pies y las zapatillas. Me dará una alegría tremenda salir de la ducha y que los pies no huelan mal (sí, ya me puedo lavar bien los pies que siguen oliendo... es increíble).

Luego también me han recomendado que lo mezcle con aceite de coco por su hidratación y efecto bactericida, además de que así se fija el bicarbonato a la piel. Es la parte mala que tiene el bicarbonato: rasca un poco, pero nada grave (también que yo soy una bruta y me lo esparzo bien).

No sabéis lo feliz que me hace esto. A parte de que por fin algo me funciona como debe, es sano y barato. Anda que no ahorras espacio así en el neceser cuando te vas fuera de casa. Siempre iba con mil cosas encima y eso que nunca he sido muy de cosméticos.

Es genial poco a poco descubrir estas cosas. Ya hace tiempo que sabía los múltiples usos del bicarbonato pero no me lo llegaba a creer, era imposible que algo tan simple hiciera tantas cosas y que estuviera ahí despreciado en un rincón. Claro, normal...a los que venden los otros productos no les interesa eso.

Como siempre os digo: yo os informo de mis experiencias y las podéis coger o dejar pasar. Hoy me han dicho una palabra que no conocía: empoderamiento. Me sonaba mal, hasta que busqué el significado. Relacionándolo con el tema de la salud más concretamente nos encontramos con esto:
El empoderamiento para la salud individual se refiere principalmente a la capacidad del individuo para tomar decisiones y ejercer control sobre su vida personal. 

A partir de hoy, la palabra empoderamiento es una de mis favoritas. 




EDITADO a 09/02/2015:

A raíz de descubrir que padecía de Candidiasis Crónica por fin logré desentrañar el misterio del mal olor corporal incluso después de ducharme. Justamente esa enfermedad de la que todavía estoy recuperándome ahora. Para más información leer la entrada Introducción a la Candidiasis Crónica.


12 comentarios :

  1. empodérate a tope XD Pues mira, yo de esto nunca había oído nada... :S Ni palabra del bicarbonato como desodorante :S

    Yo y Jack probamos la piedra de alumbre, y creo que al poco tiempo desarrollamos tolerancia o algo, porque dejó de irnos bien. :S No sé. Yo estoy pensando volver a usarla, porque los aluminios y cosas que llevan los desodorantes no me molan mucho tampoco, la verdad. Meh. O a lo mejor pruebo lo del bicarbonato.... total, no se puedep erder mucho xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D
      El bicarbonato tiene muchísimos usos ^^
      Eso nos pasó a nosotros también xD Seguro que tienes bicarbonato por casa :)

      Eliminar
  2. Vale, voy a tener que probarlo. Yo también sudo una barbaridad, a veces no entiendo como puedo sudar tanto con lo chica que soy. Lo probaré sin falta. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cuerpo es demasiado complejo xD
      Ya me dices si te fue bien :D

      Eliminar
  3. la palabra empoderamiento está ahora muy de moda entre las matronas y los modelos más humanizados de atención al parto :)
    Pues habrá que probar el bicarbonato, yo leí justo ayer sobre su uso como producto de limpieza (del hogar). Parece ser que al final no necesitamos ni la mitad de lo que tenemos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me di cuenta al buscar la palabra que hacía mucha referencia a las mujeres :)
      Ahí aún me falta llegar, poco a poco :D Ya ves, se inventan mil cosas para que gastemos cuando realmente no necesitamos tantas.

      Eliminar
  4. lo había oído pero aún no lo he probado..Yo no es que tenga exceso de sudor, pero no me gusta el olor de mi sudor a veces porque es para mi algo intenso, aunque eso es solo a veces. Pero por ejemplo, hace años, alguna camiseta que tenía se me quedaba manchada amarillenta de sudor en la zona de la axila y ya me tocaba tirarla.Besos y lo probaré un día lo que dices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esto te irá muy bien, porque es alucinante como dura el efecto de que no huelas mal.
      Eso de las camisetas lo odio, yo entre el sudor y por las manchas... no tengo ya camisetas blancas o muy claras.
      Ya me contarás si te fue bien ^^

      Eliminar
  5. Yo también lo usaré !! Ya te contaré!! :) porque me ocurre como tu, por mucho que me duche y me duche, la ropa acaba oliendo mal u.u

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wiii ^^ ya me dirás :)
      Lo que me dijo Carlos que en spray no se puede poner, que se atasca luego xD

      Eliminar
  6. entonces lo reemplaza al desodorante convencional...o lo complementa..sigues usando desodorante?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo reemplaza. Hace muuuucho que no uso desodorante como tal. En verdad, aunque sean neutros de olor, siempre huelen a algo y al mezclarse con el olor corporal puede dar lugar a mezclas no muy agradables.
      Yo estoy contenta con el uso del bicarbonato.
      Y bueno, realmente dependerá de tu estado de salud. Según el día huelo de una manera o de otra. A veces es un olor agradable y otros no tanto, según cómo me encuentro y lo que he comido. Por eso digo al final el tema de la candidiasis.

      Eliminar

Muchas gracias por pasarte a leer y comentar ^.^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...