Introducción a la Candidiasis Crónica

sábado, 15 de febrero de 2014

Te pasas años estando enferma, con varios problemas tampoco excesivamente graves, creyendo que tu cuerpo es más débil que el de los demás y por eso estás así. Te resignas hasta que la situación empeora e investigas un poco más.

No sé con seguridad cuando descubrí que era la Candidiasis lo que sufría, pero creo que fue a raíz de leer a algunas personas contar lo que habían sufrido con ella. Gracias a cambiar el tipo de alimentación pude notar mejoría en mis síntomas, pero había recaídas (tampoco es que lo haya seguido al pie de la letra).

Me sentía impotente al ver como mi marido por fin respiraba tranquilo con su sistema digestivo (celiaquía) y yo solo hacía que empeorar. Evidentemente me alegraba por él, pero no entendía como comiendo lo mismo, nos sentara la comida completamente al revés.

Busqué información y me di cuenta de que posiblemente padecía Candidiasis. Estuve un mes a dieta estricta y me fue muy bien. La cosa se torció cuando fui al médico porque tenía ardores en el estómago e infección en la garganta. Estuve tomando 3 tipos de antibióticos cada vez más fuertes, y a pesar de eso la infección seguía exactamente igual o incluso peor.

Al médico en la primera consulta le dije que creía padecer esta enfermedad, y aunque pensaba que me entendía, pues resultó ser que me debía tomar por loca, porque darme tanto antibiótico lo único que hacía era fastidiarme más. Lo que me recetó para mis tripas fue Motilium, que cuando se acabaron las dos cajas que me dieron, ya no lo compré más.

Después de estar tantos días de médicos para nada, yo estaba furiosa y volví a recaer comiendo muy mal. Que te hagan mil análisis y te digan que estás bien, pero tú sepas que no lo estás, frustra mucho. Con el esfuerzo que había hecho ese mes, todo se había estropeado. Debía haber sido al revés, pero cosas que pasan. Esto me provocó unos síntomas mucho más graves.

Al comer un turrón de almendras y nueces, tuve una reacción alérgica de 4 sobre 5. Me encontré tan mal que ya me veía en urgencias. Menos mal que mi cuerpo supo plantarle cara y se recuperó bien. Llegué incluso a pensar también que era alérgica al látex, por los síntomas que tenía al tener relaciones, pero al comprar preservativos de otro material, sentí casi lo mismo.

Pensaba que era cuestión psicológica de estar pensando en ello, pero luego me di cuenta de que lo que me pasaba eran síntomas de la Candidiasis vaginal. Reflexionando en conjunto, es posible que todo empezara alrededor de los 15 años, que fue cuando empecé con eccemas, anemia, la rinitis vasomotora y anginas recurrentes. Si es así, os podéis imaginar el daño que tengo que reparar.

Los síntomas que he padecido a lo largo de estos años sin saber muy bien de dónde venían son:
Eccemas, anemia, rinitis vasomotora, infecciones en la garganta, ganglios linfáticos del cuello del lado derecho inflamados permanentemente,  alteración de la menstruación, dolor menstrual fuera de la menstruación, flujo vaginal excesivo, ardor y quemazón al tener relaciones, dolores de cabeza frecuentes y un diagnóstico puntual de migraña, pérdida del apetito sexual, estreñimiento/diarrea, gases, dolor abdominal, hinchazón del abdomen, retención de líquidos, dolor muscular sin motivo, cansancio, sensación de frío/frescor en manos y pies, sudoración excesiva y con mal olor a pesar de acabar de ducharme (mismo olor vagina y axila), descamación del cuero cabelludo excesiva y picor, acné, uñas quebradizas, ansiedad, deseo irracional de dulces, alergias, miedo irracional, taquicardia.

Ahora los síntomas de la Candidiasis Crónica descritos en el libro de Cala H. Cervera "Candidiasis Crónica":
- Deseos de comer carbohidratos (pan, pasta, azúcares, bollería, etc.).
- Intolerancia al humo de los cigarrillos.
- Fatiga o somnolencia
- Depresión.
- Mala memoria.
- Sensación de "irrealidad" o de "flotar".
- Incapacidad de tomar decisiones.
- Sensación de quemazón, hormigueo o entumecimiento.
- Dolor de cabeza o migraña.
- Dolor muscular.
- Debilidad muscular o parálisis.
- Dolor o inflamación de las articulaciones.
- Dolor abdominal.
- Estreñimiento y/o diarrea.
- Distensión abdominal o gas intestinal.
- Quemazón, picor o flujo vaginal.
- Falta de deseo sexual.
- Irregularidades menstruales y/o calambres menstruales.
- Tensión premenstrual
- Ataques de ansiedad o llanto.
- Manos y pies fríos y/o sensación de frío.
- Irritabilidad.
- Incapacidad para concentrarse.
- Cambios de humor frecuentes.
- Insomnio.
- Mareo o pérdida del equilibrio.
- Sensación de presión en los oídos.
- Picores o sarpullidos crónicos.
- Entumecimiento u hormigueo
- Indigestión o acidez.
- Intolerancia a ciertos alimentos.
- Mucosidad en las heces.
- Picor anal.
- Boca o garganta seca.
- "Ronchas" o costras en la boca.
- Mal aliento.
- Persistente mal olor corporal que no desaparece al lavarse.
- Congestión nasal.
- Picor nasal.
- Dolor de garganta.
- Tos o bronquitis recurrente.
- Dolor o presión en el pecho.
- Necesidad frecuente de orinar.
- Puntos en la visión o visión errática.
- Picor o sensación de quemazón en los ojos u ojos llorosos.
- Frecuentes infecciones de oído o supuración de oídos.

Algunas cosas no las he contado más arriba, pero también me han pasado alguna vez. A los que sufren esta enfermedad se les tacha de hipocondríacos. Yo me he pegado media vida de médicos y nunca me han solucionado realmente el problema. Ahora todo cobra sentido y se unen los hilos.

Por lo que he leído, no es una enfermedad que los médicos conozcan o que la tomen en serio. Luego hay otros que se lucran con ello claro. Siempre es mejor medicar de por vida a alguien, que tratar la raíz del problema (para las farmacéuticas especialmente).

A raíz de recomendaciones de otras personas que la han sufrido, ya sea directamente o por algún familiar, me he comprado el libro que nombro más arriba de Cala H. Cervera "Candidiasis Crónica". Cuando hice ese mes de dieta estricta, ya seguí sus indicaciones de su página web. Ella pasa consulta en Barcelona y seguramente vaya, porque el libro es general, pero cada persona es un mundo.

Si te has sentido identificada (lo digo en femenino porque es más frecuente en mujeres), no te preocupes que tiene cura. Lo único que requiere es de mucha paciencia y llevar una dieta específica. Lo importante es no decaer, porque requiere su tiempo.

Por ejemplo, ayer me llevé para el desayuno unos torreznos. Eran del Lidl y llevaban algunos conservantes. Yo no me acordaba, lo vi luego a la hora de comer en casa, que los terminé, ya que había comido por la mañana total. Pues no sabéis lo mal que me he puesto solo por eso.

Llevaba ya unos días de dieta estricta y mi rinitis estaba en un estado muy bajo, los eccemas ya ni me picaban e incluso los bultos que me habían salido en el pecho ya no estaban. Esta mañana me he despertado fatal de la nariz, me dolía todo el cuerpo, con retención de líquidos fuerte y el bulto del pecho había vuelto.

Tan solo por unos pocos torreznos, pero que llevaban conservantes. La dieta que hay que seguir es bastante estricta, sobretodo para alguien que no sigue ya de por sí una alimentación Paleo. En mi caso me resulta mucho más sencillo por eso.

Se quitan los azúcares, las levaduras, malta, productos lácteos, productos fermentados, la fruta y sus zumos, la fruta seca, cacahuetes y pistachos, setas, patatas, calabaza, boniatos, café y té y especias muy picantes. El trigo lo remarcan que es importante olvidarse de él. Yo lo tengo asumido de hace tiempo así que me da igual.

Toda esta alimentación lo que hace es nutrir a las Cándidas que se encuentran en el aparato digestivo y el genitourinario. Su función es mantener un pH sano, sirven de alimento y equilibrio para nuestra flora, absorben metales pesados y nos ayudan a degradar carbohidratos mal digeridos.

El problema viene cuando la flora intestinal y vaginal se degrada, y no puede mantener a estas levaduras bajo control, que crecen excesivamente. Las causas más comunes en el desarrollo de la Candidiasis son:

- Exceso de azúcares o carbohidratos refinados
- Consumo continuo de agua del grifo
- Uso de antibióticos, corticoides y hormonas sexuales sintéticas.
- Embarazo.
- Estrés.
- Inmunidad baja.
- Disminución de las secreciones digestivas.
- Falta de nutrientes.

Yo he tomado muchos antibióticos y corticoides, por no hablar de que de adolescente me alimentaba fatal (y posteriormente también). Igual que siempre bebía agua del grifo. Mi situación familiar tampoco propiciaba un ambiente agradable.

Curiosamente en el tema vaginal, como es algo que no se suele contar a los demás, te pasa un poco desapercibido y crees que es algo normal en tu cuerpo. Recuerdo una semana entera que se me despertó el apetito sexual de golpe, y es que hasta me dolían mis partes solo por ello. Mi pensamiento fue: casi prefería no sentir nada.

Sé que otras personas no contarían esta parte, pero la verdad es que lo prefiero, porque a saber quién lo puede padecer como me ha pasado a mí y pensar que es culpa suya, cuando para nada. En mi caso, mi marido es muy respetuoso conmigo, pero con otra pareja seguramente no hubiéramos acabado bien por el tema sexual.

Cuando te detectan Candidiasis Vaginal te recetan pomada o unos óvulos para tratarte la zona. Recuerdo con 18 años ir al ginecólogo porque pensaba que tenía hongos al tener picores y me dieron una pomada. La cosa es que eso solo te proporciona un parche temporal, no estás yendo a la raíz del problema.

Si lo hacéis así, toda la vida vais a tener Candidiasis y no creo que queráis eso. Yo por lo menos no.


Bibliografía:
Candidiasis Crónica - El síndrome oculto del siglo XXI
Cala H. Cervera
ISBN 978-84-7927-654-6




Editado a 09/02/2015

Meses después me animé a hacer un vídeo hablando sobre la enfermedad y también de su relación con la rinitis vasomotora.




Editado a 14/02/2015

Ya disponible la entrada referente a la primera parte del Tratamiento Candidiasis Crónica: Alimentación. Falta la parte de los suplementos todavía.



Editado a 12/02/2017

La Candidiasis no viene sola. Puedes centrarte en tratarla pero lo más probable es que no surja el efecto deseado porque suele implicar tener más daño en el sistema digestivo. Es un tema más complejo. Espero no tardar mucho en tratar más a fondo esto que comento :) 


14 comentarios :

  1. Vaya calvario Lansy >_<. Tenia otra percepción totalmente distinta de la candidiasis, muchas gracias por la información y cuidate muchisimo!!! un besiko ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bastante T_T y lo que me queda.
      Es que hay diferentes. Igual tu sabías la concreta de la vagina, que es la que se suele nombrar más. Esta es la que te ha fastidiado todo xDD
      En ello estamos, muchas gracias ♥

      Eliminar
  2. Yo tuve hace poco una pequeña candidiasis (bueno, autodiagnosticada) porque estuve una semana tomando antibioticos muy fuertes.. y me destruyeron la flora (tambien la intestinal, estaba mal de los 2 lados jaja)
    Trate de arreglarlo tomando bastante yogurt para que se reponga la flora mas rapidamente.. pero no era un caso grave ni sostenido en el tiempo como el tuyo, me duro algo de una semana e.e
    Suerte con tu curacion! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mía es autodiagnosticada también eh xD pero vamos, no me hace falta más que observar a mi cuerpo para saberlo.
      Me alegra que solo fuera puntual. Hay que tener cuidado con los antibióticos sí T_T
      A mí aún me queda hasta llegar al punto de los probióticos...
      Muchas gracias ♥

      Eliminar
  3. Con bibliografía y todo... madrem ía!!!!

    Oye, espero que todo esto se vaya reconduciendo :) Si te sientes mejor con las medidas que estás tomando... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJAJA :D lo pongo por si a caso hay alguien interesado xD

      Me queda un LARGO camino por recorrer, pero lo importante es encauzarlo. Necesito mucha paciencia, porque encima estos bichos me hacen tener antojos de cada cosa... Menos mal que pongo mi bieniestar por encima xD

      Eliminar
  4. Joe, tiene delito también lo de los médicos... y muchos ánimos, preciosa. Lo importante es que ya conoces el problema así que poco a poco todo irá mejor, ya lo verás.

    Muchos besinesssssssssssssssss y gracias por la información.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí xDD
      Muchas gracias! ♥
      Poco a poco hacemos el camino xDD

      Eliminar
  5. No sé si te habrán hecho más citologias, pero ahi tiene que salir si o si lo de la candidiasis. Otra cosa es luego lo que te manden te sirva, lo primero de todo es volver a tener las defensas bien, cuidate la dieta, dormir bien... el libro que dices parece interesante.
    La mayoria de las veces no interesa llegar al origen del problema, demasiados intereses por el medio.

    A mejorarse guapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cosa es que en la mayoría de los casos las pruebas dan negativas, a pesar de que sí hay Candidiasis xD Pero que no me hace falta un diagnóstico por un médico, que es que sé de sobras que lo tengo xDD Por desgracia T_T
      Estoy en recuperación sí, pero con tanto daño está costando bastante.
      Ya ves. Así vamos...
      Muchas gracias ♥

      Eliminar
  6. Wow me indentifico con muchos de los sintomas. Los medicos me han echo un monton de pruebas y no tengo nada. Pero tengo muchos de esos sintomas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues asegúrate, no vaya a ser que también lo padezcas y es mejor actuar lo antes posible. Que contra más tiempo pasa, más daño hay. Si no mírame a mí T_T

      Eliminar
  7. Mucho ánimo guapa!! esperemos que todo vaya mejorando...
    A mí me han recomendado para las infecciones el arándano rojo, tanto en pastillas, como tomarlo en zumo. y oye!!! mano de Santo, previene las infecciones muy bien.
    Besos guapaaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! ♥
      Está costando... pero es lo que hay. Paciencia y poco a poco :)
      La cosa es que ahora mismo no puedo tomar nada de fruta xD

      Eliminar

Muchas gracias por pasarte a leer y comentar ^.^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...