Las señales de un perro con miedo

lunes, 19 de mayo de 2014

A raíz de conseguir que la perra se relaje más, sea más segura y vaya perdiendo miedos, nos vamos dando cuenta de como ella misma con su lenguaje corporal nos indica que es lo que le da miedo. La pobre tiene mucho acumulado y aún queda largo camino por recorrer, pero con estas pautas sabes si vas por buen camino o lo estás empeorando.



  • Andar deprisa/tirar de la correa
Aunque parezca algo de lo más evidente, sinceramente nos costó asimilar que ese comportamiento significaba miedo. Me refiero a algo general, que en todo el paseo o en alguna zona en concreta lo haga. Es su respuesta a querer pasar rápido el mal trago e irse de ese lugar.

Si además esa actitud la tiene el perro con la cabeza alta, sin parar a oler nada, más motivos para pensar que tiene miedo. La forma de actuar dependerá de la situación, pero podemos facilitar de alguna manera que el perro se pare a oler y se relaje.

  • Ladrar
El ladrido creo que es la señal más clara de que un perro tiene miedo, aunque se relaciona más con que el perro tiene mala leche y punto. Nuestra perra ladraba mucho a otros perros por el pánico que tenía después de que le mordieran dos.

Luego pasó a ladrar a las motos y a mí me extrañaba porque nunca lo había hecho. Me fijé que cuando iba tranquila, pasaba de ellas totalmente, igual que de las palomas, a las que también ladraba cuando iba nerviosa perdida.

  • Buscar comida/comer hierba
Los perros son buscadores natos de comida, el problema viene cuando están nerviosos, que lo hacen de forma ansiosa. Si ves que tu perro está obsesionado con encontrar cosas, o una de dos, o no le has dado de comer en días o es que está intentando relajarse.

Igual que el hecho de que coman hierba. Esto nos lo dijo el educador y sí, tiene razón. Antes comía mucha y ahora la busca para relajarse. El sábado por ejemplo tuvo un encuentro con dos perros grandes, y uno de ellos era un poco pesado y no la dejaba en paz, pues cuando se fueron ella se quedó comiendo hierba.

  • Jadeo/echar las orejas hacia atrás/bostezar
Sí, los perros jadean cuando tienen calor porque es su manera de sudar y tal, pero si escuchas que el jadeo varía en intensidad en ciertas situaciones, significa que tiene miedo. Nosotros lo notamos claramente cuando tenemos que salir a la calle o toca ponerse el collar. 

Si haces algo que al perro no le gusta mucho lo notas enseguida con el jadeo. Si además tiene las orejas echadas hacia atrás, señal segura de que el perro tiene miedo. El bostezo también es signo de estrés. Me lo había dejado y justamente lo acaba de hacer la perra, porque sabe que le va a tocar salir a la calle pronto.

  • Quedarse quieto como una estatua/dar vueltas
Aunque parezca algo contradictorio, es una clara señal de miedo. Se quedan tan en shock que no reaccionan a nada. Si lo ves quieto, haz la prueba de enseñarle una comida apetitosa y comprueba si reacciona. 

Cuando le ponemos el arnés, da dos vueltas a la entrada y luego se queda en estatua. Ya le puedes enseñar un premio que no lo quiere. Creemos que como todavía le tiene miedo a salir a la calle por diversos motivos, relaciona el arnés con todas esas colas malas y por eso se pone así. 

Igual que en las escaleras para bajar a la calle. No le gustan algunos vecinos y menos los que tienen una perra. Para ella esa zona es peligro total. La de premios que tenemos que tirar al suelo a veces para que baje. 

Requiere mucha paciencia, pero poco a poco se va consiguiendo. Hay que ir rectificando comportamientos nuestros anteriores que propiciaron ampliarle los miedos. 

  • Sacar la lengua/sacudirse
Los perros se sacuden para liberarse del estrés acumulado. Lo suelen hacer después de un encuentro con otro perro. Igual que el acto de sacar la lengua. Estos dos comportamientos los hacen también en otras circunstancias pero se distinguen bien.

A partir de ahora fijaros en los perros que veáis por la calle, veréis cuantas lenguas de perro saldrán a "saludar".  Sobretodo si no paran de darle tirones con la correa o es el propio perro que va miedoso tirando de ella.

  • Saludar a todo el mundo
No, no es un perro sociable y cariñoso si se dedica a "saludar" a todo el que se encuentre por la calle o a los que le dicen algo. Al menos hablo del caso de nuestra perra, que hubo una época que estaba hasta las narices de que mirase a todo el mundo y acercase su morro a ellos. 

Porque encima me topaba con muchos de los que quieren tocar a todo perro con el que se encuentran y más si es mono, pues claro ella iba al milisegundo a su lado. Conforme se fue relajando paseando, empezó a ignorar a la gente. Ahora incluso pasa de los que le dicen cosas, se los queda mirando pero ya.

En el único sitio donde si lo hace es en la escalera con los vecinos, pero ya decía arriba que para ella eso es zona peligrosa. De esto me di cuenta yo sola, pero justamente leí en un blog que es porque las personas les dan miedo, y se muestran así de efusivos para decir: "Ei, que soy muy majo, no me hagas nada malo". 

No tenéis más que fijaros que la mayoría de perros que hacen eso son los pequeños, que a la que te das cuenta lo tienes subidos encima. 

  • Perseguirte a todas partes
De verdad os digo que a mí me pone muy nerviosa que la perra me persiga por toda la casa. No lo hace siempre, pero cuando está asustada por algo, no me deja ni mear tranquila. Cuando me voy a cambiar de ropa para pasearla, ahí la tengo jadeando a mi lado sabiendo lo que toca.

Cuando tuvimos el encuentro con estos dos perros, yo me fui para que ella interactuara con ellos tranquilamente y empezara a espabilarse sola, pues les ladraba un poco y se me venía corriendo al lado pidiendo ayuda. 

No pasó nada malo, solo que el perro era un poco pesado y no entendía que los ladridos de ella eran una señal de que la dejase en paz. Luego cada uno oliendo por distintas zonas, hasta que ese perro olió el premio que llevaba en la mano y me lo intentaba quitar. La perra lo vio y vino a ladrar, no sé si para defenderme a mí o para que no le diera su premio al otro :) 

  • Temblar/esconderse/salir corriendo
Aunque me parece algo más que evidente, no podía dejar de ponerlo en esta lista. Es muy típico con petardos, tormentas, etc. pero no tiene porque suceder. Nuestra perra le tiene pánico absoluto a todo eso, pero un día que estaba muy relajada, sonó un trueno bastante fuerte, y siguió durmiendo como si no hubiera pasado nada.

Luego si está asustada perdida, con un solo flash de cámara de fotos o un reflejo, ya la hemos liado. El miedo en los perros es como una bola de nieve en una avalancha, si hay una pizca, cada vez crecerá más y más con la pendiente.


CONSEJOS
  • Intentar no hablarles como a otra persona
Son perros, no personas. A mí se me escapan algunas tonterías, pero intento hablarle lo mínimo porque es que ella misma me dice que no le gusta nada. Si lo hacéis seguro que alguna de estas señales se pone en marcha. 

Sobretodo a la hora de entrar en casa, que ya bastante nervioso estará el perro, o para sacarlo a pasear no le digamos "¡Venga! ¡Vamos a pasear!".  Es una sobreexcitación innecesaria, que a nosotros nos hará gracia, pero no le hacemos ningún favor al perro. 

Las palabras las dejo para llamarla o para decirle muy bien, seguidas en su mayoría por un premio para relacionarlas con algo positivo. 

  • Cargar con una tonelada de paciencia
Es muy duro, lo sé, pero si queremos que nuestro perro esté feliz y nosotros con él, debemos tener mucha paciencia y dedicarle tiempo a su bienestar. Para enseñarle que no tiene porque tenerle miedo a todas esas cosas, debemos tratarlos bien nosotros primero.

No puedes quitarle los miedos a un perro si lo llevas a rastras por la calle porque es un lento o porque se pega tres horas oliendo la farola. Si no tienes tiempo para dedicarle, de verdad, no adoptes o compres un perro. No son peluches, tienen sus necesidades. 

Consejo muy importante, porque nosotros no teníamos esa consciencia real de lo que supone tener un perro en casa y nos ha tocado aprender poco a poco.

  • No incordiarlos
Nada de darles sustos, intentar jugar con ellos si no tienen ningún interés o ponerles una prenda de ropa para hacer la gracia. A nosotros nos hace mucha, pero a ellos nada. Con las señales que nombro arriba podréis saber si eso le gusta o no. Seguramente os giren la cara.

  • Seguir el ritmo del perro
Esto depende de si está demasiado nervioso, que habrá que guiarle un poco porque se te puede meter por medio de la carretera con coches pasando (experiencia propia), pero por norma general el perro debería ser quien decida por donde va.

Yo más que pasear a la perra, ella me pasea a mí. No porque estire, sino porque ella me guía a donde quiere ir. A veces, como va nerviosa y no quiere esperarse a que se ponga el semáforo verde, como sé que esperar aún la pondrá peor, cambio la ruta. 

Aún así intento dejarla ir a donde ella quiera. Contra más calmada está, ella misma da las vueltas que quiere y luego se dirige sola a casa. Los días que ha estado nerviosa, he estado tranquilamente una hora y media paseando y porque la paré yo. O al contrario, que el paseo sea de cinco minutos.

Si le apetece al perro pararse a oler durante cinco minutos el suelo, pues ahí nos quedamos. Si no quiere estar más rato en la calle, pues lo llevamos a casa. A veces hay que forzarles un poco en según que situaciones pero intentando que sea algo positivo para ellos. 

  • Refuerzo positivo en situaciones que les dan miedo
Esto es difícil hacerlo bien y no conseguir el efecto contrario, hay que ir con mucha cuidado, pero si lo haces bien consigues grandes cosas. Por ejemplo, cuando escucha/huele que baja o sube la perra de la vecina, iba a la puerta a gruñir/ladrar.

Un día se me ocurrió llamarla y que cuando llegase a mí, esperando a que estuviera callada, yo me pondría a acariciarla. Desde entonces, cada vez que pasa por la escalera, viene gruñendo flojo hasta a mí, en lugar de quedarse en la puerta.

Entonces se calla y espera sus mimos. Poco a poco los gruñidos están bajando y espero que llegue el día que solo gruña cuando la ocasión lo merezca realmente. 

Otro refuerzo fue el usar premios para conseguir que saliera de la puerta de casa sin pasar corriendo como una bala. Es gracioso como ahora se queda justo en el umbral de la puerta, cuando antes no había manera. 



Va creciendo el número de entradas referentes a los perros y a su educación conforme vamos aprendiendo nosotros. Espero que nuestras experiencias os puedan servir a entender mejor a vuestros perros y que convivamos todos en mejor armonía :)

10 comentarios :

  1. No tengo perro, nunca he tenido perro, así que no se mucho sobre este tema. De todas formas, para un futuro próximo que si que a mi pareja y a mi nos gustaría tener uno, pues me pueden servir las cositas que comentas.
    A mi me gustaría cogerlo desde pequeño para poder enseñarle cosas, sobre todo a ser obediente.

    Y por cierto, que estaba super cortita y no pillaba lo de tu comentario xD Lo se, se de sobra que los cereales esos no son lo mas sano, pero teniendo en cuenta que me desayunaba un sándwich doble de manteca de cacahuete, eso es super sano en comparación xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí había tenido en casa de mis padres, aunque hacíamos todo lo que no hay que hacer xD De esa experiencia aprendí algunas cosas, pero aún me quedaban muchas más.
      La nuestra la adoptamos con un año y algo, obediente era la pobre, pero tenía muchos traumas (y aún seguimos ayudándola a superarlos).

      Jajajajaj es que yo también escribí casi con jeroglíficos xD Pues no te creas eh, que yo creo que más o menos es lo mismo xD

      Eliminar
  2. Es super interesante este post, ahora ya se porque saluda a todo el mundo la pobre... yo decía... como puede ser que sea cagada para los perros (que no quiere ni acercarse) y a las personas venga a lamerles, etc. Porque tiene miedo... ay pobrecita mia u.u

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias ♥
      ¿Engaña eso verdad? Yo tampoco caí en eso, me desesperaba xD
      Tienes que ayudarla a entender que no debe tener miedo. Cuesta, dímelo a mí, pero merece la pena :)

      Eliminar
  3. Casi que todos estos post los podrias juntar en una guia para entender a nuestros perros o algo asi, están muy bien

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, al final se pueden juntar jajaja pero aún escribiré más seguro, porque vamos aprendiendo cada día algo más :)

      Eliminar
  4. El mio es un autentico cobarde xD, es un problema por que no podemos pasear bien con el, ni llevarlo mas alla de su ruta o sitios diferentes, le llevamos a dos veterinarios diferentes e incluso una adiestradora y todos coincidieron en el que el problema estaba que le quitaron demasiado pronto de la madre,no estuvo ni una semana y lo normal es que esten con ella hasta 3 meses, ella se encarga de enseñarles todo aunque parezca mentira. Asi que despues de 4 años que va a hacer es imposible hacerle cambiar. Es una pena ver lo agresivo que se pone con otros perros o con personas que pasan y otras les da igual y ni se inmuta, monta unos circos... y siempre tirando de la correa. En casa en un cielo pero incluso en casa cuando oye otros perros de la calle se pone atacado.... un show vamos xD. Un besiko Lansy!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que se puede cambiar!
      A la nuestra le pasó exactamente lo mismo y poco a poco va mejorando, solo que requiere de mucha paciencia.
      Es que me describes a mi perra xD Pero todo eso es porque tiene miedo. Tenéis que ayudarle a hacerle ver que no hay tanto peligro como él cree.
      Todas las entradas que he escrito (y seguiré escribiendo) os sirven, igual que el blog calmadogs.es

      Eliminar
  5. Estoy alucinando un poco, me he preocupado. Duna está obsesionada en casa olfateando constantemente el suelo buscando cualquier migaja de comida que llevarse a la boca, se sacude compulsivamente y da vueltas alrededor de ti o de la mesa cuando está muy excitada, tira como una loca de la correa en los paseos (pero hacia pájaros, la fuente, otros perros, para olfatear), no puedes acariciarla porque te lame también de forma obsesiva todo el tiempo y también te sigue a todas partes. Por no hablar de lo pesada que es con las visitas que se les sube encima como una loca y no deja de dar vueltas a su alrededor. Pero la verdad es que a pesar de todas esas cosas no me parece que sea una perra miedosa en absoluto. Al contrario, yo siempre he pensado que es demasiado nerviosa/excitada, a poco que haces algo o la miras ya está corriendo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Nos hemos fijado en ti y este San Valentín queremos conocerte ;) Somos Patasbox, una cajita de suscripción mensual para perros. Usando este cupón: CONAMOR tendrás un 50% de descuento en tu primera cajita ❤

    Puedes conocernos más en www.patasbox.es ☺

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte a leer y comentar ^.^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...