Los libros y yo

jueves, 10 de julio de 2014

Hasta hace unos tres años yo no leía libros, los que llevéis tiempo siguiendo el blog ya conocéis un poco la historia, y me consideraba una no lectora, pero realmente que tuviera una racha de años sin leer no significaba que no lo fuera.

Ese era mi pensamiento, a pesar de que reconocía que de pequeña tuve una época lectora, aunque tampoco exagerada porque no recuerdo acabar de leer muchos libros. Pues gracias a una entrada en el blog de Bettie, que escribía sobre la papiroflexia, recordé que me pasaba mucho tiempo en la estantería de mi abuelo.

Antes de volverme adolescente pasaba siempre los veranos en el pueblo, en casa de mis abuelos. Allí tampoco había mucho que hacer, pero yo era una niña que no se aburría nunca, encontraba cualquier cosa con la que distraerme. Nunca entendía a los otros niños en la ciudad cuando decían: "Me aburro". Mientras ellos decían eso yo estaba observando a la gente pasar con una sonrisa en la boca.

Mis distracciones en el pueblo eran muchas: subirme a los árboles, usar el columpio, pasear en bici con mi abuelo hasta la cequia (menudas excursiones hacíamos), intentar imitar a mi abuelo con la marquetería (era una máquina el hombre), etc. Una de todas esas cosas era curiosear la casa.

Por si no os habéis dado cuenta ya, soy una persona muy curiosa. El cuarto de ocio de la casa era un auténtico museo. Mi abuelo coleccionaba sellos, tenía una buena colección de casets y cd's, se aficionó a sacar cajitas de una máquina del bar y tenía mogollón de cosas (eso para mí era una aventura nueva cada día, incluso cuando él murió, seguía yendo a por ellas como un tesoro) y lo más importante, la estantería llena de libros.

Ahí había de todo: tebeos, atlas, diccionarios, novelas, libros técnicos, etc. Era una estantería pequeña, pero bastante variada. Justamente el libro de papiroflexia lo cogía bastante. Los atlas me gustaba mucho mirarlos. Los tebeos de Mortadelo y Filemón me acompañaron también.

No recuerdo estar demasiado rato con los libros, pero igual la memoria me engaña, aún así sé que iba a menudo a curiosear. Pues esto también pasaba años después en casa de mi otra abuela. En este caso los libros eran más bien novelas o libros técnicos de medicina o plantas.

Eso en el comedor, pero mi tío en su cuarto tenía también más libros. Allí también aprendí de circuitos y ordenadores gracias a él. Vamos, que tuve dos maestros en sus respectivas materias. De toda mi familia fueron las dos personas con las que más cosas aprendí, que realmente se interesaban por mí en ese aspecto.

Recuerdo llevar a clase una radio casera, con la ayuda de mi tío claro. No sé si con esa se podía, pero él tenía una con la que escuchaba frecuencias privadas (como la de los que se encargan de la seguridad ciudadana). Sí, una locura total.

En mi casa también había libros, y bastantes, gracias a que éramos socios de El Círculo de Lectores. Igual no me los leía, pero a mí me encantaba coger el catálogo y ponerme a mirar a ver que elegíamos para el siguiente pedido.

Que no entiendo porque, ya que la única que cogía los libros en esa casa era yo. Tengo el recuerdo de estar sentada en mi cama, con la luz encendida que había debajo de la estantería (era un módulo entero que ocupaba toda la pared y dos camas pequeñas se integraban dentro con los cabeceros) y con un libro en la mano.

Tenía varios de la colección Pesadillas, unos cuantos de El barco de vapor, algunos de películas como Pesadilla antes de Navidad o Babe el cerdito valiente, clásicos de Julio Verne, tebeos, atlas y diccionarios, temáticos de arte, de historia, etc.

Vamos, que los libros han formado parte de mi vida más de lo que pensaba. El problema es que llegó un punto, que con tanta lectura obligatoria, acabé hasta las narices de leer. Aún así, dentro de esos libros, todavía conservo uno que en su día me encantó, y que me traje de recuerdo en mi huida del que fuera mi lugar de residencia hasta hace unos años.

Y así como quien no quiere la cosa, unas fotos de cuando era pequeña. Porque mi vida no ha sido un camino de rosas, pero hay que saber ver las cosas buenas y quedarse con ellas.


Sigo siendo igual de curiosa, alegre y trasto que entonces. Estoy encantada de haber retomado mi amor hacia los libros, aunque, al paso que vamos necesitaremos una habitación/biblioteca.

¿Cómo ha sido vuestra evolución lectora? Contadme ♥

26 comentarios :

  1. Mi abuelo era poeta así que los libros han formado parte de mi vida, desde que tengo memoria! Y mi padre es un lector empedernido y me encanta pedirle consejo cuando no sé qué leer. Encima ahora mismo trabajo con libros y en el futuro espero trabajar publicándolos =D Así que no podría estar más a favor de los libros! VIVAN LOS LIBROS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya imagino lo que suponen para ti los libros ♥
      Está genial que en la familia haya tanto amor por la lectura/escritura.
      Pues mucha suerte en ese futuro trabajo :D

      Eliminar
  2. Que mona por favor! Mi vida tampoco ha sido un camino de rosas, pero como dices, hay que quedarse con lo bueno. Mi evolución con los libros es casi como la tuya, de pequeña leía muchísimo y luego cuando me iban obligando en el instituto pues ya una iba cogiendole tirria a la lectura, además que los estudios no dejaban ni tiempo... Y hace unos años, como mucha gente, empecé a animarme con la saga Crepúsculo y con algún otro libro más de moda... y poco a poco volví al hábito de leer.

    Me ha gustado la entrada ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja tenía cara de pillina xD
      Sí ♥
      Es que las lecturas de instituto... hay algunas que tela. Encima que te obliguen a leer y luego hacer un examen o un trabajo, pues no motiva mucho.
      Pues la verdad es que no pensaba que tú estuvieras así también, con lo que lees ahora!
      A veces las modas hacen mucho bien :P Me alegro de que retomaras la lectura :)

      Muchas gracias ♥

      Eliminar
  3. Corazón! que barco va con B!!!! jajajajaja se te ha ido.......
    Yo siempre he leído mucho, desde pequeña, he tenido libros y más libros y me regalaban libros (y juguetes también!!) Yo he sido de leer desde pequeña mucho, y de escribir.
    He escrito mucho, he presentado relatos a concursos, tengo dos libros comenzados.....mi sueño es ser escritora, pero por diversas causas va lento.... poco a poco se verá!

    Que graciosas las fotos!! me da la sensación que eres más joven que yo, porque los de Pesadillas y eso ya me cogieron mayorcita (aunque los leí, como todo lo que caía en mis manos).
    Ahora me he acabado el de El Tiempo entre Costuras y está muy bonito, pero no me ha gustado el final....no te lo destripo por si no lo has leído.

    Besosssss

    PD: de Barriguitas tuve un montón de pequeña y muchos accesorios. Ahora tengo también un montón de barriguitas y la cuna, el armario, la noria....etc...jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por decírmelo! xDDDD
      Mira que reviso las entradas veces, pero como ya casi te sabes el texto de memoria se me había escapado. Justamente esa parte la escribí rápido, y como está la v al lado de la b, se fue el dedo.

      Wo! Genial pues :D Dale caña a esos libros ♥ A mí escribir se me da algo mal, ya empezando por la ortografía jajaja aunque una vez escribí una canción, tenía una época muy amorosa entonces xD

      Jiji gracias! ♥ pues no te sé decir a que edad leía Pesadillas, porque mi infancia la tengo bastante borrosa. Voy a hacer 29 en diciembre, sino recuerdo mal creo que sí que eres más mayor no? O son imaginaciones mías xD

      No lo he leído pero lo tengo en pendientes :) No sé si llegaré a leerlo, pero mejor no me lo digas jaja

      Las barriguitas molaban mucho :D

      Eliminar
    2. Eres de la misma edad que mi hermana, que cumple los 29 este miércoles. A ver si esta tarde me pego un paseo y le compro algo.
      Yo este noviembre cumplo los 36, aunque no los aparente, la gente suele echarme muchos menos jijiji

      Eliminar
    3. Pues felicidades para ella ^-^
      Pues me imaginaba que tendrías más años, pero no, la verdad es que no hubiera dicho que 36 xD

      Eliminar
  4. Qué añoranza! Los del Barco de Vapor yo también los leía, y la colección de Esther y su mundo, los de Los Cinco .... Ahora soy coleccionista de álbumes ilustrados, y los de la Editorial Edelvives son mis preferido, tengo más de 50.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún sigue el Barco de Vapor :)
      De Los Cinco también leí varios, que los tenían mis abuelos de mis padres y tíos.
      Creo que de Esther tenía uno también, sino recuerdo mal.
      ¡Qué bien! :D me encanta saber lo que colecciona la gente. Es muy divertido ^^

      Eliminar
  5. Que monada! yo también tuve mi época no lectora, como eso de los 13 a los 16 años, es que me quería portar rebelde y no leer, ya que mi madre me inculco el amor por la lectura (de niña era fanática a leer y ahora también) enamorada de tu blog! te sigo guapa! besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! ♥

      La mía ha sido más duradera jajaja :P

      Mejor que tu madre te inculcara el amor por la lectura :) Yo eso no lo tuve >.<
      Bienvenida por aquí ^-^

      Eliminar
  6. Y sigues igual de alta....


    ¡Que es broma! xDDD :) Qué bichejo más adorable, qué cara de "raspilla". Sí, tenías que ser una niña inquieta y curiosa, se te ve.

    Me han gustado estos recuerdos tan bonitos, y que los libros formen parte de ellos. Y que este post tan chuloso haya salido de mi chorrada sobre la papiroflexia :)

    Besote y abrazote, Lansy :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJA :D pues calla que a los 13 di el estirón, justo me vino la regla, y mido 1,57m, así que te puedes imaginar lo canija que era hasta entonces xD

      jijiji muchas gracias ♥ sí, tenía cara de pilla, demasiado, y lo peor es que lo era jajaja

      Quien me iba a decir a mí que, al final con la tontuna que llevaba encima por no leer, solo era una fase :) Eso es bueno, que de una entrada salga otra. Vamos enlazando blogs xD

      :**

      Eliminar
  7. Me han encantado las fotos Lansy <3 que mona!!! yo ya sabes que leer..., de pequeña si, coincidimos en lo de pesadillas, el barco de vapor, aqui los tengo en mi armario todavia, tengo una buena colección de libros propia, y mi madre era del circulo de lectores antes y tenemos una porrada de libros, asi que lectura a habido mucha en mi casa, pero al ir haciendome mayor y sobre todo el tema de tener un portatil, tableta y las chorradas de las redes sociales, prefiero andar por ellas que ponerme a leer, me da mucha pereza, me leí hace unos meses el de Michael pero por que era corto, tengo a medias 50 sombras de Grey y entrevista con el vampiro y llevan meses y meses ahi, es que me pongo, leo dos hojas y me aburro. He perdido tristemente las ganas de leer, el ultimo libro que disfrute fue el Codigo da Vinci y me lo leí hace 5 o 6 años asi que imaginate... te envidio muchisimo!! un besiko ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! ♥ ya que contaba cosas de peque, para ilustrar un poco :P

      El de Entrevista con el vampiro también lo empecé y lo dejé, así que no te creas xDD y el de 50 sombras, mejor no digo nada jajaja
      No te sofoques por eso, que yo creo que si encontrases un libro que te atrajera como me pasó a mí, retomarías la lectura. A mí también me da pereza eh no te creas... que hay libros que me cuesta bastante leerlos. O me apetece más hacer otra cosa.
      Pero no hay prisa, la cuestión es disfrutar.
      Yo sé que ahí dentro sigue tu vena lectora, pero hay que sacarle chispa :P

      Eliminar
  8. Que cara de bichejo travieso tienes :-P

    En mi casa directamente mi madre se negaba a darme dinero a para libros porque cada semana me tenía que comprar uno nuevo, eso sí, los que me mandaban leer para el colegio me costaban muchíismo porque yo soy de leer lo que me apetezca no lo que me obliguen, pasé unos años en la Universidad en los que apenas leí nada porque no podía comprarme libros "ociosos" tanto como me hubiera gustado, los libros que tenía que comprar para la Uni eran muy caros y al ser códigos y cosas de esas tenía que gastar dinero en ello sí o sí.

    Por eso el Kindle tiene derechos propios, igual que la Nespresso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha xDDDD menos mal que fui hija única, salí tan revoltosa que no quisieron saber nada más de hijos jajaja

      Jolín con tu madre jajaja Claro, es que es eso. Leer por obligación es agobiante T_T
      Los últimos que nos pusieron en el colegio eran aburridos a más no poder... yo ya ni me los leía, o a medias.

      Nosotros que nos compramos un ebook todo ilusionados, lo usamos un tiempo y ahora ya no nos apetece a ninguno de los dos leer ahí, sino en papel xDDD somos lo peor.

      Eliminar
  9. Pues yo creo que sí que eras lectora, aunque no lo sabías, porque tenías y tienes lo esencial: curiosidad y mundo interior. Y ganas de aprender.

    Estás monísima en las fotografías, casi tanto como ahora. Muac!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo pensando que no, pero entre bloquear recuerdos y ver a otros leer mogollón, te parece que tú no lo eres xD

      ¡Muchas gracias! ♥

      Eliminar
  10. Como tú soy muy curiosa pero mi relación con los libros ha sido intermitente, he tenido epocas en que no leia nada y en otras que no me desenganchaba del libro. Pero aunque a veces no leo mucho los libros me atrayen mucho y muchas veces cojo muchos libros y no me los acabo leyendo. soy así de desastre. Y como dices tenemos que quedarnos con las cosas buenas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Es normal eso eh? :)
      Por ejemplo mi marido leía mucho, que yo alucinaba la facilidad que tenía para devorar libros, y cuando yo he estado leyendo más, él no leía nada xDD Ahora ha retomado la lectura de nuevo, pero a menor ritmo.

      Jajaja :D bueno, lo bueno es que no caducan xD

      Sí ♥

      Eliminar
  11. Entonces has estado bastante rodeada de libros de pequeña.
    A mi me gusta también leer aunque ultimamente no saco tiempo y se me acumulan los libros por leer.

    Muy graciosas tus fotos de peque :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí xD no me decían que leyera en casa, era yo la que cotilleaba xDD
      Cuando hay poco tiempo libre o no apetece mucho, prefieres hacer otras cosas antes. Con tranquilidad :)

      Muchas gracias ♥

      Eliminar
  12. Qué bonita historia, con su parte mala pero sobre todo con sus recuerdos buenos. Y qué carilla guapa!!
    Estoy con Lya, sí que eras lectora! No bloquees recuerdos, mujé, que todo sirve para crecer y aprender. Ahora que te estás curando de todo mira cómo sacas cosas positivas de todo, qué guay =)
    Me pasa un poco como a ti, tengo mi infancia muy poco vívida, la he olvidado en su mayoría... Pero a mis dos abuelos los recuerdo mogollón, el papel que hicieron en mis vidas y cómo eran las suyas. Bueno y cada vez más cosas, pero me cuesta.
    Yo jamás tuve nadie que me inculcara amor a la lectura, era el bicho raro porque leía!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias ♥

      No los bloqueé conscientemente, porque de adolescente ya no me acordaba de prácticamente nada de mi infancia. Luego llegas un punto que estás tan saturada que la cabeza no te da para más xD Es lo que dicen, que los recuerdos están ahí pero dormidos, y con la entrada de Bettie se despertaron :)
      Sí :D

      En mi familia a la única persona que vi sentada leyendo un libro era a mi tía, y venían alguna vez para Navidades. Sino recuerdo mal creo que alguno de Agatha Christie tenía xD

      Eliminar

Muchas gracias por pasarte a leer y comentar ^.^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...