Los recuerdos están ahí, solo hay que despertarlos

jueves, 28 de agosto de 2014

Es curioso cómo nos parece que no nos acordamos de algo y de repente enlazando historias terminan aflorando los recuerdos. Eso me ha pasado al subir fotos mías de pequeña a Instagram.

Se lo comenté luego a mi marido y nos pusimos a hablar del tema. Empezaron a surgir anécdotas y a la que me di cuenta recordaba muchas cosas distintas. Primero surgieron las malas pero poco a poco salieron a la superficie algunas cosas graciosas.

Por ejemplo que pasaba los veranos en el pueblo de mis abuelos. Iba mucho a la piscina por aquel entonces. No sé que edad tenía, pero yo iba feliz con solo la parte baja del bikini. Era ya algo mayor, creo que unos 8 o 9 pero no estoy segura, porque recuerdo que se reían de mí por ello (al no desarrollar pecho para qué quería la otra parte) pero me daba igual. Yo seguía a lo mío.



Tengo un recuerdo de cómo eran las piscinas pero no sé si es real. ¿No os pasa que soñáis con un lugar, alteráis la realidad y con lo años ya no sabes que partes son de verdad y cuáles inventadas?

Pues me pasa lo mismo con el colegio al que fui de los 3 años a los 18 (realmente de los 2 a los 17 al nacer en diciembre).He soñado tantas cosas en ese lugar que ya no sé muy bien cómo es.

Me faltaría mejorar en ortografía y gramática, pero creo que tengo madera de contadora de historias con la de cosas que invento en sueños. Es más, ya tengo escritas dos pequeñas historias que podréis leer pronto por aquí :)

El otro día, por ejemplo, el sueño que tuve empezaba con un falso robo y un intento de esconder un objeto valioso en mi casa por parte de un chico indio. La cosa se ponía bastante fea. El villano de la historia era el vecino de la izquierda y que por poco me mata.La cosa acabó con un huracán en el piso, que hizo aparecer gente volando, pero conseguí poner el tesoro a salvo.

Luego al abrir la galería había todo un mundo de fantasía. Yo me convertía en una hada preciosa gracias al amuleto. Había todo tipo de seres fantásticos. Mi misión era rescatar al príncipe de la tiranía del rey. Me desperté con una sonrisa :) La primera parte del sueño fue un poco tensa pero mereció la pena.

Ahora que lo pienso, tengo en la libreta más pequeña un sueño de hace tiempo que apunté para seguir la historia. Y me acabo de acordar de algo relacionado con las dos cosas: recuerdo de la infancia e imaginación.

Entre los 9 y los 11 años yo tenía muy poco contacto social. Bueno, realmente siempre lo he tenido al ser considerada la rara. En lugar de estar con niñas estaba más a gusto con los niños jugando con cromos, muñequitos y a fútbol.

El grupo de niñas no me aceptaba, no me tenían mucho en cuenta. No tenía cosas interesantes que contar, así que pasaban de mí. ¿Qué hacía yo? Inventar cosas divertidas. Era la única manera de hablar con algunas niñas.


Por una parte no me siento orgullosa de mentir, pero al fin y al cabo fue una manera de abrirme más a la gente. Luego aprendí que eso no me iba a llevar por buen camino.

Ahí empezaron a llegar las reglas y los aumentos de pecho que me apartaron más, ya que fui de las últimas (y eso que fue con 13). No me llegó pronto pero las hormonas ya venían, porque tuve la tontina de encapricharme de un compañero de clase. Creo que gracias a ello pasé unos años más agradables, hasta que se fue del colegio y me quedé desamparada.

Empezaron a tomarla conmigo por ser peluda, básicamente. No recuerdo si fue en 3º o 4º de la ESO, pero hubo un chico que durante todo un trimestre no tenía otra cosa que hacer que llamarme mujer lobo. Se aburría en clase y me cogía las cosas. Recuerdo cómo me estropeó un estuche metálico de South Park que me encantaba.

A principios de año me topé con su perfil en Facebook y vi que tenía su propia empresa y parecía que le iban bien las cosas. No me alegré precisamente, al contrario, me cabreé. Me lo hizo pasar muy mal y no me dejaba aprovechar las clases.

Pero como ya no soy esa chiquilla asustada, con baja autoestima y muy insegura, cerré la página y seguí con mis cosas. ¿Para qué mirar el presente de esa gente a la que no les importo?



En mi infancia leí algún libro de El club de los 5 y me gustaba la idea de tener un grupo de amigos y vivir aventuras. Una vez estuve a punto. Queríamos hacer una casa en un árbol pero todo se quedó en la idea. Yo me había llevado incluso una mochila con martillo, clavos y demás enseres, pero al final me dejaron ahí sola.

Recuerdo también que tenía un libro de cómo hacer cosas así en el campo. Soñaba con todo eso pero no era nada manitas con las herramientas. Que se lo digan a mi abuelo, que por mucho que intentara enseñarme a hacer cosas con madera, no había manera.

Eso no, pero subirme a los árboles era una de las cosas que más me gustaban. De verdad, la casa en el árbol habría sido un puntazo.



En clase me encantaba usar el diccionario. No recuerdo si era en 5º o 6º de primaria (o en los dos años) que jugábamos a buscar palabras. Yo era siempre la más rápida. Tanto, que nos hicieron una caricatura de la clase y yo salía con un diccionario.

Con ese profesor además cogí un trauma que he tenido hasta no hace muchos años. Nos dijo de broma que si nos tocábamos el ombligo podría abrirse y salir las tripas hacia fuera. Yo me lo creí. Me daba mucha cosa tocarlo y que lo hiciera otra persona ya ni te cuento.

Años más tarde en Bachillerato hubo un boom de piercings en el ombligo. Yo ni loca claro. Ese sería el último lugar dónde me haría un agujero la verdad. Además recuerdo cómo se le infectó a una amiga y me daba mucho repelús.

Hablando de ella, había un chico que la molestaba siempre. Luego le empezó a gustar, y a pesar de ser una chica muy guapa y simpática, él no cedía a sus encantos. Al final se casaron y tienen dos hijos. Lo que son las cosas.

En Bachillerato había una chica a la que le tenía especial admiración. Realmente no la llegué a conocer apenas pero me encantaba observarla. Su pelo corto liso y su ropa moderna me resultaban hipnóticos.

Y hablando de observar, tuve un romance platónico con un chico de 2º, estando yo en 1º. Supuestamente le gustaba. Salir al pasillo era cruzarnos las miradas, porque claro, con la tontería yo acabé tontamente embobada con él también.

Incluso estuve a punto de ir a hablar con él pero no me atreví nunca. Una vez estuvo esperándome fuera, o eso me dijeron. Los recuerdos que tengo son muy de novela romántica la verdad. Con mis amigas su mote era el de tortuga. Los papelitos en clase hablando de él (entre otros) nos distraían.

Tenía el pelo largo y lo llevaba siempre sujeto por una cola. Se le notaba a la legua que era muy tímido. Esas cosas me parecen atractivas, aunque suene muy tópico. El aire misterioso me puede, sino que se lo digan a mi marido :)



Así en general, mi vida no ha sido hasta ahora nada aburrida. Muchas de las cosas que me han pasado casi parecen sacadas de la ficción, aunque suele decirse muy a menudo que la realidad la supera.

16 comentarios :

  1. Ves como recuerdas cositas?? jijiji Además hablando se recuerdan más. Yo hace una semana me encontré con dos chicas que no veía hace unos 15 años y no me atrevía a decirles Hola por pensar que no me iban a conocer, al final me acerqué a saludarlas y cuando me vieron les dió una alegría enorme y dijeron que hace apenas un mes estaban hablando de mi.
    Lo que son las cosas!!!
    Que recordaban cuando jugábamos en la calle y cuando íbamos al pantano y hacíamos el cabra, jajajajaja. Ellas son más jóvenes que yo y por tanto yo me juntaba más con su hermano que era de mi edad, pero vaya, que a la hora de jugar da igual mientras hubiera jaleo!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunas sí, pero luego hay lagunas importantes xD Además me cuesta mucho saber cuándo ha sucedido algo en el tiempo, ni siendo reciente xDDD
      Jajaja qué bien! :)
      Yo de pequeña solía ir con gente más pequeña, que es eso, mientras te lo pases bien que más da la edad.

      Eliminar
  2. Jajaja, me ha gustado lo de las miradas cruzadas por el pasillo. A mí me pasó, pero con un yoguríiiiiiiiiiin. Yo estaba en... primero de bachillerato, creo. Y él en 3º de ESO... era un poco humillante XD Pero bueno xDDDD

    Me gustan tus anéeeedotas :D Yo me acuerdo de muchas cosas sabes? Lo que pasa es que hasta que salen...

    Debo de ser muy mala persona, porque yo cuando a la gente que me lo hacía pasar mal veo que le va bien me encabrono mucho. Y vivo encabronada, las cosas como son u.u

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJA :D
      Eh! que a mí también me pasó eso! pero yo iba a 4º de la ESO y él a 2º, que incluso una chica de su curso me hizo la zancadilla para que me cayera al suelo T_____T
      Era de los guapos del curso, así que imagínate, me hizo una ilusión xDDDD
      Gracias! ♥ la verdad es que parece que no te acuerdes, pero luego :)
      Si yo igual, pero prefiero pasar de todo y seguir a lo mío >.< que si no me amargo más.

      Eliminar
  3. jajaja que cosas recuerda uno ¿no? y creo que tienes razón con eso de que los recuerdos tienden a alterar la realidad. A veces uno recuerda cosas que deberian ser a la mar de dolorosas pero apenas se siente una punzada. Yo si hice casas aunque no en un arbol precisamente, era tremenda así que me encompichaba con mi prima y mi hermana (eramos muy pequeñas) y nos poniamos a bucar troncos grandes para las bases y hojas de bananas para el techo y empezabamos a armar nuestra casa. Era grande y tenía muchas cosas, nadie nos ayudo a construirla así que como eramos niña y nadie nos hecho una manos, pues... la casa se vino abajo cuando mi primito de cinco años entro jajaja menos mal que no tenía bloques D:
    También recuerdo haberme caido de una cerca y me fracture un brazo, la fractura no me dolio y de hecho no llore pero si llore cuando mi que la mano no se me movia jajaja pegué un grito en el cielo.
    Besos linda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí xDD a veces es mejor así.
      JAJAJAJA :D qué buena anécdota!
      Eso le pasó a una amiga, que se cayó de morros, se le movió el hueso de sitio y el de al lado se le rompió. Llevaba el brazo girado, pero no le dolía nada xDDD

      Eliminar
  4. Hola Lansy! yo he pensado muchas veces lo de no acordarme de esos años, me da rabia la verdad, la mia me da un poco igual pero si me jode no acordarme de la infancia de mi hermano por ejemplo, no recordar cosas de cuando era pequeño , solo recuerdo a parrtir de cierta edad y eso me joroba. Conmigo se metieron mucho en el cole, yo tenia la "tipica" que te roba la merienda?! pues si, habia una que me sacaba dos cabezas e iba de dura y siempre me quitaba el almuerzo, una vez me negué y mando a sus "subditos" y fueron tras de mi y me amenazaron,me cogieron del cuello y me empujaron contra la pared, eso lo recuerdo bien y en ese momento solo pensaba que como podria acabar con eso y si siempre seria asi, fue duro, hoy en dia si alguna vez la viese que no he vuelto ni quiero no se que sentiria,pero bueno. Luego tambien hubo una epoca en que me llamaban la viuda por que siempre iba de negro y me aislé mucho y me junte con los chicos y a partir de ahi me volvi muy chicazo en todos los sentidos. Años mas tarde tuve un compañero que me puso el mote de "Dodotis" como los pañales, antiguamente habia un anuncio no se si te acordaras de los pañales y salian los niños llorando, y como yo estaba siempre llorando por todo de ahi el maldito mote, es un mote que me dolia mucho y me hizo mucho daño, el pive hice hasta carteles con el nombre y los repartio por la clase :( muy cruel y unos años muy duros, pero es lo que tiene la infancia y la falta de ingenuidad. Lo de la casa del arbol hubiese sido genial para escapar, tambien fue un sueño de los mios jejeje. Mira mi chico, me caia fatal, nos conocimos en clase y era un chico que me caia fatal y le odiaba y ahora voy a hacer 10 años con el xD. lo que son las cosas como dices, bueno voy a parar que se que me paso con lo largo de los comentarios pero me ha gustado mucho leerte y saber todo eso sobre ti. Un besiko muy grande Lansy! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! ^_^
      Es que jode no acordarse de ciertas cosas T_T
      Que mala es la gente de verdad :( yo de esas no, pero había una chica que siempre estaba diciéndome cosas, como apartándome. Creo que tenía miedo de que le robara las amigas o que por mi culpa la dejaran de lado a ella :S
      Joder ¬¬ lo de los motes de manera despectiva no lo soporto. Que asco de tío >.<
      Vamos, como los dos que cuento jajaja me alegro que haya historias que acaben así de bien ♥
      Yo encantada de saber más de ti, así que deja el largo que quieras :*

      Eliminar
  5. Nunca me había puesto a pensar así seriamente en mi infancia pero yo también he pasado por cositas así, si que tuve casa en el árbol, pero lo que si coincido contigo es que me llevaba mejor con los chicos que con las chicas, las chicas solo hablaban de tonterias y los chicos jugaban a futbol, a los tazos, a cartas.. pues ahi estaba yo jajaja
    Muy interesante el post!
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que ya me voy haciendo vieja jajajaja :P
      Leí tu tag y ya vi que tenemos muchas cosas en común con eso xD bueno con eso y con otras muchas cosas :)
      Muchas gracias ♥

      Eliminar
  6. Yo creo que tengo recuerdos desde muy, muy pequeña, cuando veo los albumes de fotos recuerdo esos momentos a la perfección y partiendo de esos soy capaz de llegar a otros y me encanta hablar con mis padres porque las lagunas que tengo yo las completan ellos, menos cuando no nos ponemos de acuerdo sobre una misma cosa XD Conclusión: cada uno amolda los recuerdos y cada uno recuerda ciertas cosas a su manera.

    A mi en el cole también me lo hicieron pasar muy mal, pero si te soy sincera a penas lo recuerdo, no porque no esté ahí, si no porque he decidido no recordarlo, esas personas no me aportaron nada bueno, así que me niego a derrochar un segundo de mi tiempo en pensar en ellos ni en las cosas que me hicieron ;)

    Besos y gracias por compartir tus recuerdos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, pues qué bien xDDD Yo no me meto en ellos no y eso que hay vídeos xD
      Mi marido recuerda desde muy pequeño igual.
      En mi caso no me han contado mucha cosa de cuando era pequeña y lo que recuerdo es por eso. Sí, eso de amoldar los recuerdos es cierto. A parte que cada realidad es según el que la mira :P

      Yo sé que hubo más cosas, pero es lo que dices, más vale dejarlo atrás, pero tenerlo presente a la vez para ser más fuerte :)

      A ti por pasarte a leerlos ♥

      Eliminar
  7. A veces se bloquean recuerdos y hasta que no estamos preparados no salen fuera. O salen de pronto sin que estemos preparados y ahí ya tenemos que manejarlos para que no nos hagan daño. Yo no recuerdo mucho, creo, y eso que tengo muy buena memoria. Recuerdo a cachitos y con muchísimos detalles. Eso que dices de soñar/inventar/pensar en cosas y luego no saber si son recuerdos o hemos alterado la realidad es muy normal, nos pasa a todos, rellenamos las lagunas y completamos las historias para darles sentido.
    Hace poco la gente de mi quinta hizo una reunión para celebrar los 30 y yo no asistí. Algunos de mis amigos tampoco. Uno de ellos me comentaba que ni loco iba, se lo hicieron pasar fatal y, aunque todo había pasado ya y no había rencor, no se sentía con fuerzas ni ganas para sentarse a la mesa con gente que le hizo la vida imposible.
    A veces somos muy crueles...
    Y sí, yo también me encabrono cuando veo gente odiosa a la que le va bien xDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí.
      Contaste bastantes cosas en tu blog, muy bien detalladas :P
      Imagino que es eso sí xDD porque si no sería una locura.
      Hace unos años hicieron una cena para reunir a los de Bachillerato y yo tampoco asistí. La que era mi amiga no iba y yo que hacía allí... si además estaba una que me dejó de hablar de un día para otro sin decirme el porqué. No pintaba nada xD
      Pues no, bien hecho.
      Sí, es la parte mala de los seres humanos T_T
      Yo sigo pensando que aunque parece que les vaya bien, tiene que haber trampa. Porque de puertas a fuera se aparenta mucho. Lo sé por experiencia, en el caso de mi familia xD

      Eliminar
  8. Los recuerdos de mi infancia están muy borrosos por varios motivos, uno de ellos es que los primeros años de escuela estaba muy enfermo y pasaba mucho tiempo en el hospital. Pero si recuerdo que siempre me costó bastante ser sociable y que tenía muchos complejos.
    A mi me encantaban los libros de los cinco y tengo algunos por casa. De pequeño me refugiaba mucho en la biblioteca y allí descubrí el placer de la lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jops :(
      En ese aspecto igual entonces.
      Yo a la biblioteca iba a cotillear los libros xD la sección de revistas también, siempre me han gustado mucho. Pero leer así en serio es ahora cuándo lo hago.

      Eliminar

Muchas gracias por pasarte a leer y comentar ^.^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...