Unas cuantas anécdotas

martes, 9 de febrero de 2016

Pues estaba yo navegando por ese mar de vídeos llamado YouTube cuando me dispuse a ver un vídeo de Marymo en el que contaba 2 anécdotas de su infancia. La idea me gustó y me puse a pensar cosas que me han pasado. Hice el vídeo sí pero en la entrada también voy a contar cosas que me han ocurrido más recientemente. 

Siempre digo que no recuerdo mucho pero al final conseguí reunir nada más y nada menos que 20 anécdotas muy locas. Una se me olvidó contarla, no sé cómo me salté el número al ir mirando la libreta, pero está en la caja de información del vídeo.


En el vídeo nomino a 3 chicas con canales de YouTube pero si os animáis a hacer este tag o contar más cosas como hice yo, lo podéis hacer igual en el blog si os apetece ^_^

Y ahora paso a sucesos más recientes :) El primero ocurrió hace un par de semanas. Volvía yo de clase y me paró un chico que estaba sentado en un portal. A lo lejos me había dado mal rollo pero al verlo de cerca no. Justamente me dijo que quería preguntarme algo pero no fue directo y me estuvo contando un poco.

La verdad es que al pobre le daba vergüenza preguntar directamente, y es que me dijo que la mayoría no le habían tratado muy bien, por esa apariencia suya. Después de esto me comentó lo que le había pasado. No voy a narrar los hechos concretamente pero vamos, estaba aquí porque lo habían dejado tirado en otra ciudad, y quería volver a su casa.

Seguro que pensaréis que es la típica engañifa, y no puedo poner la mano en el fuego tampoco, pero a mí me pareció muy sincero, tanto por lo que me dijo como por el cómo. Volví a casa porque no llevaba dinero encima y bajé de nuevo a darle algo, no solo para el viaje, sino para que comiera un poco. Estuvimos hablando un buen rato después de eso, incluso nos contamos cosas bastante íntimas de nuestras familias. 

Evidentemente existe la posibilidad de que me engañase como a una tonta, porque en esos momentos no se me ocurre preguntar algunas cosas de sentido común, pero si no fue así espero que le fuera bien el viaje y que tenga más suerte en la vida ♥ 

Yo, por mi parte, considero ese dinero muy bien invertido. Tanto en un caso como en otro, cada vez que paso por el lugar donde me lo encontré, sonrío. Ese rato de charla con él fue muy bonito. Escribo estas palabras con un nudo en la garganta de la emoción que me transmite recordarlo. 

Sabéis que me gusta mucho la frase "No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hiciesen a ti" y en este caso se aplica claramente en el lado positivo.


La siguiente anécdota es también de película, aunque más bien de una de acción. Una noche de la semana pasada, bajando a pasear la perra, vivimos en primera fila una persecución. Nada, andamos como 15 pasos y yo veo una luz azul a lo lejos. Me fijo en la zona y me encuentro con un coche entrando en la calle en contradirección persiguiendo a un ciclista.

Mi marido, después de quedarnos los dos en shock, estiró a la perra hacia nosotros porque estaba en mitad de la calle ya que íbamos a cruzar. Justo ellos subieron hacia el otro lado y al final arrollaron al ciclista. Ya no lo podíamos ver todo pero nos quedamos ahí quietos en el sitio. 

Os juro que estaba temblando. Pasó todo en segundos y así contado parece una tontería pero vivirlo te deja totalmente asustado. En verdad no tardamos mucho en volver hacia casa de nuevo y había dos coches más de la policía local, además de la secreta. No tenemos ni idea de por qué lo perseguían pero mi marido tiene la teoría de que fue algo de drogas. ¡A saber!


¿Coincidimos en alguna anécdota de la infancia? ¿Os ha pasado algo similiar?



10 comentarios :

  1. Jajaja me ha matao lo del dibujo del calcetín con monopatín en el infierno xDDD ¡Qué grande! Habría sido bueno poder verlo.

    Curioso tag anecdótico oye ^^

    Pues mira, esa buena acción te honra, la verdad. Podría haberte engañado, pero también podría ser verdad. Y ya está, lo que cuenta es que hiciste lo que creías correcto, siguiendo ese buen dicho, y me parece para quitarse el sombrero.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. xDDDDDDDDD no me extraña :D
      No recuerdo que fue del dibujo, si se lo quedaron allí o me lo llevé a casa cuando termino la exposición.

      Sí :D sobretodo a mí que se me fue la pinza e hice más XD

      Muchas gracias ♥

      Eliminar
  2. Lo del chico, a mi hace años me paso algo parecido. En la estacion de valencia, se nos acerco a mi y el que era entonces mi marido un chico llorando. LE habian robado, nadie le daba un duro, tenia que volver a zaragoza, en caritas apenas le habian dado un bocadillo y llevaba varios dias alli, durmiendo en la estacion. Me rompio el corazon y le dimos algo de dinero de lo poco que llevabamos encima. Nos fuimos con el corazon contento, sintiendo que habiamos hecho algo bueno.

    A la semana lo seguimos viendo, con el mismo aspecto, la misma cantinela, y efectivamente...seguia timando a la gente. Llevaba ya un tiempo alli ya la gente lo conocia, nosotros insensatos que veniamos del pueblo y no estabamos todos los dias en la capi (como yo ahora) pecamos de incautos. Me cayo el alma a los pies.

    Espero que tu caso no fuera asi, y que como dices, parecia que era majo y que lo necesitaba.

    Ahora, cuando doy dinero (suele ser poco porque ya de por si yo tengo poco hasta para mi) lo hago porque me apetece, (la ultima vez a un chico con un perrete muy mono, y si, fue por el perrete) se que siempre estan por la misma zona...ya se que van a lo que van y todo...pero ahora ya lo hago consciente de ello, no lo paso mal luego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy me ha pasado algo parecido y lo he vuelto a hacer XDDD Si es que no tengo remedio T_T
      Lo que cuentas es jodido. Como puede engañara así la gente... que luego los que lo necesitan de verdad >.<
      Está bien eso ♥

      Eliminar
  3. Yo creo que todo el mundo tiene o a tenido anecdotas varias, pocas o muchas. Si yo me pusiea a pemsar recordar aguna de las mías seguro aparecería alguna jeje. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya tienes material para contar en el blog :P u otro día que quedemos XD

      Eliminar
  4. Ha sido gracioso verte por primera vez en un video de youtube y mi pregunta del millón es: ¿Cómo coj.... consigues que se vea el video y no el enlace al que derivarte?
    Las cosas que me quedan por aprender....buffff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira que he subido vídeos :P Como se nota que me publicito poco XDDDD
      Ahora te lo digo por email eso. Lo dejo por aquí por si entra alguien y tampoco lo sabe.
      En el propio vídeo, debajo del nombre del autor, hay 3 opciones: Añadir, compartir y más. Dale a compartir. Aparecen debajo 3 pestañas más: compartir, insertar y enviar por correo. Dale a insertar. Copias el código que sale ahí y lo tienes que colocar en la entrada pero en el modo redactar no, en el de html.
      Aquí lo tienes en formato imágenes http://es.wikihow.com/insertar-un-video-de-YouTube-en-un-blog-de-Blogger

      Eliminar
  5. Que linda la historia del chico, yo también le hubiese dado algo seguramente... Tuvo mucha suerte al cruzarse contigo =D
    Yo una vez pasé por una pequeña persecución.... El problema esq era un tío cabreado que intentó atropellarme al cruzar la calle, no sé porq..... Yo no lo conocía de nada, estaba muy cabreado... O me confundió con otra o el gilipollas quería desahogarse '¬¬ El caso esq no lo consiguió, pero vaya tela........... '¬¬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias ♥
      Joder :( Menos mal que no pasó nada.

      Eliminar

Muchas gracias por pasarte a leer y comentar ^.^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...